Benito de Miguel: “El golpe de 1976 fue anunciado por Videla noventa días antes”
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Junín

Benito de Miguel: “El golpe de 1976 fue anunciado por Videla noventa días antes”

“El mayor error fue haber convalidado el abandono de las instituciones democráticas”.

Publicado

el

Por Redacción Grupo La Verdad

El golpe de 1976 tuvo algo de “tragicómico” porque “todos sabían que era “inminente pero no se concretaba”, a tal punto que en el ambiente político, alrededor del Congreso, era un secreto a voces de que ocurriría.

El dirigente Benito de Miguel, recordó vivencias de aquellos días, al señalar que “en aquella época el MID integraba el denominado FRECILINA, un frente de partidos. “El 23 de marzo de 1976 tuvimos una reunión y nos despedimos cuando uno de los dirigentes máximos del sector, Pereyra de Mar del Plata, nos dijo,: vayan a descansar que no creo que pase nada”, lo que demuestra la desinformación que campeaba en los medios políticos en ese momento.

“En 1976 estaba recién trasladado de Junín a Buenos Aires. En esa época ya integraba el Comité Provincia del MID (Movimiento de Integración y Desarrollo), pero como siempre ocurren cosas inesperadas en la política tuve que radicarme en la ciudad de Buenos Aires”.

“Junín es la ciudad con la que tengo una relación muy profunda, porque además de haber nacido tengo demasiadas vivencias y mi familia allí”, recordó.

“El idioma castellano nos permite lo que otros idiomas no permiten y es la separación entre el verbo estar y el verbo ser. Yo digo: estoy en Buenos Aires, pero soy de Junín”.

INMINENCIA A LA VISTA DE TODOS
De Miguel recordó que “en las reuniones partidarias se había dado por convalidado que el golpe ocurriría”, sobre todo porque “el doctor Luder, presidente provisional del Senado, se había negado al pedido de las Fuerzas Armadas que se produjera el desplazamiento del poder de la presidenta Isabel Perón”.

Por otra parte, De Miguel expresó que “Videla en su mensaje de Navidad de 1975 había señalado que si no había cambios en 90 días, las Fuerzas Armadas iban a actuar” lo que era un planteo claro de la postura institucional.

APRENDIZAJE FORZADO
Los hechos del golpe de 1976 constituyeron para todos los argentinos y para la dirigente en especial, un aprendizaje fundado en la violencia que imperó. “Hubo vasta franjas en los propios partidos, los sindicatos, los empresarios que veían el enorme desorden que había sobre todo a partir del fallecimiento del general Perón”.

Pero el gran “error histórico” fue haber convalidado el abandono de las instituciones democráticas”.
En la política, “con la fuerza nunca hay una victoria ni siquiera de los que se consideran ganadores, porque seguramente ellos son los que pierden menos, pero hay una pérdida general”.

El golpe de Estado de 1976 fue el inicio de un plan “donde se atacó la industria de un modo salvaje, por la ambición directa que era liquidar al movimiento obrero”, afirmó De Miguel. “No es arriesgado estimar que la mitad de los desaparecidos fueron delegados de base a pedido de la propia patronal”.

PRIVADO DE LA LIBERTAD
Benito De Miguel estuvo en el grupo de juninenses que estuvo detenido junto “a otros siete juninenses y a otros diez, que compartieron los aciagos días de la privación de la libertad en manos de las Fuerzas Armadas”.

Admitió que “mi arresto tuvo una significación pública más por la trayectoria de mi padre y de mi abuelo” lo que “sorprendió a todo el mundo”. La detención fue el 23 de enero de 1977, y “en calle Alsina, entre Lavalle y Alberdi desde donde me trasladaron a la cárcel (UP13), que aún no había sido habilitada. Allí ocurrió la parte gruesa del terror. Allí estuvimos desde ese lunes hasta el jueves, en cuatro días terribles, incluso mucho peores para amigos como Ariel De Siervo o el escribano Pajoni, quienes sufrieron torturas con electricidad, lo que quedó expuesto en los juicios celebrados en Junín”.

Por último recordó que “tanto el comisario Pena y el teniente coronel Gómez Pola, confeccionaron un relato para no quedar en ridículo, lo que fue elevado a la superioridad y por eso nos llevamos a la cárcel de San Nicolás”.

El relato vivencial de Benito De Miguel en primera persona, es un testimonio de lo ocurrido hace 42 años, cuando a los argentinos la violencia y la muerte los golpeó cegando el futuro hacia un país mejor.

Lee también: García: “Hay que trabajar para que el predio de ferrocarril quede en manos de los juninenses”

————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas