Seguinos en

Locales

Barrio Las Lilas: reclaman el paso de motoniveladoras

“Son todas de tierra y las dos cuadras que había en calle Lonegro se levantaron para hacer una obra de asfalto nueva que nunca llegó”, dijo Gastón Bisio.

Publicado

el

El barrio Las Lilas se extiende por un kilómetro y medio a ambas márgenes del Camino al Parque Natural Laguna de Gómez. Sus límites son: la Ruta 7, la calle Moreno y su continuación, Los Teros, Los Manzanos y el Río Salado. Comprende también el barrio Paso Piedras y El Ombú.

Gastón Bisio es el presidente de la sociedad de fomento del barrio Las Lilas y se quejó de que se encuentran completamente abandonados por parte del municipio.

Dijo en declaraciones que “hace ya un tiempo que no tenemos ningún tipo de respuesta a los pedidos que hemos formulado. Hemos reclamado el paso de las motoniveladoras para arreglar las calles porque están intransitables. Son todas de tierra y las dos cuadras que había en calle Miguel Lonegro se levantaron para hacer una obra de asfalto nueva que nunca llegó. Las máquinas desaparecieron y nos dijeron que la obra se suspendió por un problema con la constructora. También nos prometieron la repavimentación del camino al balneario en el año 2016 y el asfalto no llega. Este es otro de los grandes problemas que tenemos todos los que vienen a la laguna”.

“Otra cosa que no tenemos es la recolección de ramas y tenemos mucha poda de forma particular porque vivimos en una zona de quintas. Antes pasaba el camión recolector cada quince días, pero ahora no lo está haciendo. Hemos reclamado muchas veces a una línea de reclamo municipal, un 0800, porque todos llamamos, y no ha pasado nada”, apuntó.

La rotonda
Con el objetivo de mejorar el tránsito, los integrantes de la sociedad de fomento han pedido una rotonda o dársena de giro en el Camino al Balneario y Lonegro. También reductores de velocidad en las calles interiores.

Al respecto, Bisio puntualizó que “esta intersección se ha cobrado vidas y es el primer pedido que hicimos en el año 2013, cuando formamos la sociedad de fomento. El arquitecto Balestrasse nos prometió en 2016 que lo iban a tener en cuenta para la repavimentación pero la obra no aparece y el peligro sigue estando”.

“Los días domingos, los autos que vienen de regreso del balneario a Junín, utilizan vías alternativas como calle Los Teros y Los Jilgueros, que son las paralelas al camino principal. Con fondos propios, en un momento habíamos construido ocho reductores de velocidad con toda la cartelería necesaria. Con el paso del tiempo se fueron borrando y le pedimos al municipio que volviera a marcarlos en las calles porque los coches pasan a 80 kilómetros por hora como si nada. Es un barrio lleno de gente joven con chicos que juegan en la calle”, destacó.

Agregando que “otra cosa que tenemos es el paso de máquinas agrícolas que vienen esquivando la caminera de la Ruta 7. Vienen desde la Ruta 65, doblan por Las Gallaretas (la del Puente de Macucho) y transitan por calles internas de nuestro barrio para después salir por detrás de los cuarteles. Pedimos que pongan algún inspector en el puente porque pasan cosechadoras con varios enganches y tractores. Nuestro barrio tiene calles angostas y no hay espacio para semejantes máquinas”.

Sociedad de fomento
Bisio destacó que “la sociedad de fomento del barrio Las Lilas no tiene muchos socios porque es difícil, que la gente se comprometa es casi imposible y menos que se acerque. Todo depende de la necesidad, hay reuniones que van y otras que no. Hoy, el barrio tiene unas 240 casas, de las cuales el 80% son de vivienda permanente. Las Lilas es uno de los barrios con mayor crecimiento demográfico y con más construcciones nuevas. Ya no hay terrenos baldíos ni en venta, el programa Procrear fue muy bueno porque se construyó mucho”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas