Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Balas de goma, gases, piedrazos y varios heridos en violenta marcha de Astilleros

Lo que venía siendo una manifestación ruidosa y multitudinaria de los trabajadores de ARS reclamando por la continuidad laboral, terminó en un enfrentamiento que se extendió por más de una hora.

Publicado

el

Al menos una veintena de heridos, entre ellos doce policías, fue el saldo de un violento enfrentamiento a piedrazos, balas de goma y gases lacrimógenos en medio de una protesta de trabajadores de Astillero Río Santiago en la ciudad de La Plata.

Según fuentes oficiales, cinco personas fueron detenidas y dos móviles policiales resultaron destrozados durante el enfrentamiento entre los manifestantes y los efectivos de la Policía que dejó además decenas de heridos, ninguno de gravedad, y muchas personas afectadas por los gases.

Desde el gremio ATE informaron que tres trabajadores fueron atendidos en los hospitales locales con heridas de balas de goma.

Lo que venía siendo una manifestación ruidosa y multitudianaria de los trabajadores de ARS reclamando por la continuidad laboral, terminó en un enfrentamiento que se extendió por más de una hora. Luego que algunos manifestantes empezaron a tirar piedras contra la Gobernación, frente a Plaza San Martín, los efectivos respondieron con agua para dispersar la protesta.

Fuentes del Gobierno dijeron a DIB que todo comenzó cuando un grupo de manifestantes intentó violentar las rejas con intenciones de ingresar. “Arrojaron piedras y otros objetos contundentes, con los que hirieron a doce efectivos policiales que se encontraban como custodia. También provocaron destrozos en inmediaciones, como la rotura de patrulleros y varios autos particulares”, indicaron las fuentes.

En esos momentos, cientos de policías avanzaron sobre la plaza contra los manifestantes que respondían a las balas y gases con piedras. Si bien los trabajadores retrocedieron por avenida 7 hasta calle 48, luego avanzaron y el epicentro más violento se dio en calle 49, frente a la tradicional confitería París, quien al igual que todos los comercios de la zona bajó sus persianas.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas