Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Avanza la investigación por el presunto abuso a una niña de siete años

Si bien el informe médico preliminar no habría encontrado lesiones de abuso con acceso carnal, se continuará con nuevos exámenes e inclusive se analiza la realización de una cámara Gesell.

Publicado

el

Avanza la investigación que lleva adelante la Dra. Fernanda Sánchez, relacionada con el presunto abuso de una niña de apenas 7 años.
Fuentes cercanas a la causa señalaron que si bien el informe médico preliminar no habría encontrado lesiones de abuso con acceso carnal, se continuará con nuevos exámenes e inclusive se analiza la realización de una cámara Gesell.

Lo que sí habría detectado el profesional son lesiones pero que estarían relacionadas con irritación o sarpullido en la piel.

Como fuera oportunamente informado, la tarde del domingo un familiar de la menor denunció a autoridades policiales el presunto abuso tras detectar lesiones en su cuerpito.

Los funcionarios dieron rápida intervención a la fiscal que entre otras medidas dispuso un examen médico y el secuestro de las prendas que vestía la niña, que serán sometidas a pericias.

Ya encontrándose la menor en el Hospital Piñeyro, al que había sido conducida en una ambulancia del servicio de emergencias médicas, la noticia iba tomando estado público, sobre todo en el barrio.

En pocas horas, vecinos se fueron concentrando a las puertas de la casa del sindicado como presunto autor-un amigo de la familia-, con palos, por lo que tuvo que intervenir personal policial.

Los uniformados retiraron de la vivienda al sospechoso para conducirlo a Comisaría Primera, donde quedó a disposición de la titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio 6 y finalmente quedó alojado en una dependencia policial de la jurisdicción.

También retiraron el domicilio a la familia del hombre, para ponerla a resguardo ante la violencia desatada.

Con el correr de las horas la situación fue cada vez más tensa, a tal punto que debieron convocar a personal del Grupo de Apoyo Departamental e Infantería.

Recién pasadas las dos de la madruga del lunes, el barrio fue volviendo a la calma, aunque para ello los uniformados habían tenido que actuar utilizando gases lacrimógenos y escopetas con postas de goma.

El domicilio de calle Lebensohn al 1.300 permanece con custodia policial dispuesta por la fiscalía y ayer por la tarde, pasadas las 19:30, se produjo un incidente que terminó con una persona aprehendida.

La fecha, domingo 25 de noviembre, coincidió con otro hecho de extrema gravedad como lo fue la violación y homicidio de la niña Camila Borda, perpetrado nueve meses atrás, un domingo 25 de febrero, a escasos trescientos metros del lugar, oportunidad en la que hubo incidentes que dejaron el saldo de numerosos heridos, daños y el incendio de tres móviles policiales.

Seguramente el temor a que se produjeran hechos violentos similares llevó a que la intervención de agentes de seguridad fuera muy numerosa la noche de domingo, madrugada de lunes.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas