Astillero Río Santiago va por la reactivación -
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Provinciales

Astillero Río Santiago va por la reactivación

Después de 9 años, botó un buque construido en sus talleres y gradas. ¿Qué sigue?

Publicado

el

El gobierno de Axel Kicillof logró hoy dar el primer paso para sacar al Astillero Río Santiago de la espiral de noticias negativas en la que está envuelto desde hace prácticamente una década. Hoy botó una nave al agua después de 9 años y para los 3 mil trabajadores y directivos fue como “sacarse la mufa”.

Los discursos lanzados a su turno por el presidente de Astillero Río Santiago, Pedro Wasiejko; el delegado de ATE Ensenada Francisco Benegas, pasando por Mario Secco, y hasta el propio Kicillof, lo reflejaron claramente. “No dejo de emocionarme cada vez que Astillero Río Santiago bota un barco. Hoy vuelvo a sentir esa emoción de volver a mostrar que estamos vivos”, se sinceró, enérgico y conmovido, el intendente de Ensenada.

“Tenemos que convencer a cualquier Ministro de Economía que esta empresa genera riqueza, trabajo y dólares”, sintetizó a su turno Benegas, con una alusión bastante directa a Domingo Cavallo y a cualquiera que quiera seguir sus pasos. “Los trabajadores han resistido para que este astillero no sólo esté en pie sino que para que empiece a marchar”, remarcó, por su parte, Wasiejko.

La botadura de la lica (Acrónimo de Lancha de Instrucción de la Armada Argentina) ARA Ciudad de Ensenada es la primera de las buenas noticias que Kicillof, Costa y Waisejko aspiran a dar este año. En las gradas aledañas esperan la segunda lica, el productero Juana Azurduy y, un poco más atrás, ya en el agua, el Eva Perón.

Astillero Río Santiago trabaja también en algunas reparaciones y obras civiles como puentes, compuertas para diques, turbinas y otras de gran envergadura. Su inmensa capacidad instalada -mayormente ociosa- le permite pensar en grande.

El viernes último, un grupo de empresarios PYME recorrió las 35 hectáreas del predio junto a las autoridades de Río Santiago y de Tandanor, el otro gran astillero estatal. La idea era encontrar oportunidades de articular y contratar en el sector del empresariado más dinámico del país y que más mano de obra emplea.

“¿Toda esta estructura inmensa no está quedando obsoleta, no hace falta un salto tecnológico?”, se inquietó uno de los miembros de la comitiva. Wasiejko le explicó que “por ahora, la idea es que salgan barcos, pero apuntamos a dar un salto tecnológico”.

“Si hay capacidad instalada hay que usarla, es el primer paso”, insistió más tarde, bajo el techo del taller de mecánica, un edificio de 250 metros de largo lleno de tornos y otras herramientas capaces de cepillar, fresar, alesar, agujerear, rectificar, tallar, afilar y bruñir piezas de hasta 10 toneladas de peso.

PRIVATIZAR, ESTATIZAR, DINAMIZAR

La escenografía montada para hoy incluyó el despliegue de pancartas y carteles que anticipan el rumbo que la gestión le quiere dar al Astillero más grande de sudamérica. “Salida de zona franca”, “ARS sociedad del estado 100% estatal y con trabajo” y “reactivación de la industria naval”, son algunas de las consignas que plantearon.

El propio Wasiejko explicó las dificultades que tiene para gestionar el Astillero y las alternativas para subsanarlas. “Está como en una nebulosa. Es un ente autárquico, pero está dentro de una estructura ministerial y tiene que seguir la lógica de compra de un ministerio público. No tiene agilidad para comprar, ni para la protección financiera de los ingresos: la plata que entra por alguna obra va a Tesorería de la Provincia”, explicó en una entrevista concedida a Lado P en junio. La salida de zona franca y la constitución como sociedad anónima serían la palanca para que Astillero “opere en la realidad”, es decir en el mercado, y “obtenga clientes”.

Durante el acto de esta mañana se oyeron algunas voces disidentes, vinculadas a sectores de la izquierda que denuncian que lo que hay verdaderamente es un intento de privatización. Si así fuera, tanto Wasiejko com Axel Kicillof quedarían esclavos de las palabras que enunciaron hoy: “Durante mucho tiempo este astillero fue noticia por los intentos de privatizarlo y de destruirlo, pero se dijo no al cierre y no a la privatización”, señaló el mandatario, quien recordó que él mismo participó de alguna movilización de la «resistencia» astillera.

Hace 3 años, en 2018, el debate sobre el futuro de Astillero era otro. El entonces presidente Mauricio Macri, frustrado por no poder “dinamitar” lo que consideraba un lastre para el Estado provincial, admitía en privado la necesidad de vaciar y privatizar el gigante que se asienta sobre las costas de Ensenada.

La tensión se disparó hasta lo insoportable. En agosto de ese año una manifestación de los trabajadores terminó en una feroz represión -prácticamente una cacería- por el centro de La Plata.

Los tres mil trabajadores no olvidan que la pasaron mal. Esta mañana, los nombres de María Eugenia Vidal y de Mauricio Macri fueron abucheados con ganas. Se entiende: el Astillero Río Santiago quiere vivir.

——————————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas