Seguinos en
LT20 Radio Junín

Locales

Aseguran que el desempleo no alcanza los índices de la crisis del año 2001

“En este momento las empresas tratan de mantener al personal que tienen estable pero no incorporan”, indicó el consultor Gustavo Nani.

Publicado

el

Los indicadores de desempleo a nivel nacional se han visto resentidos en los últimos meses. Un informe reciente indica que en menos de un año se han perdido unos 134 mil puestos de trabajo.

En nuestra ciudad, al respecto, el licenciado Gustavo Nani hizo saber que la búsqueda de empleo se ha incrementado desde mediados de 2018.
“No tenemos los números oficiales de la gente que trabaja en situaciones irregulares o en negro, o aquellos que trabajan en alguna empresa pero son monotributistas. Eso incide directamente en el desempleo”, explicó Nani en contacto con Grupo La Verdad.

“El desempleo no es tanto como en la crisis de 2001. En este momento las empresas tratan de mantener al personal que tienen estable pero no incorporan. Las empresas hoy están en un periodo de expectativa por lo que pueda pasar a partir del mes de marzo o abril. Hablo con muchos clientes y están expectantes por lo que pueda ser la cosecha y las decisiones del Gobierno en un año electoral. Se esperan políticas para que las PyMES puedan subsistir”, analizó Nani.

Además, el especialista expresó que “será fundamental que el Gobierno desarrolle estrategias para que las PyMES puedan subsistir y poder tomar gente. Hay políticas de Estado para el primer empleo, para jóvenes de 18 a 25 años. Pero no hay políticas de Estado pro empleo para personas mayores de esa edad”.

En el mismo orden el entrevistado dijo que “el sector de quienes tienen 35 a 40 años está complicado: compiten con gente joven, con extranjeros y tienen familias que mantener”.

Telemarketig o seguridad privada son dos rubros en los que, por ejemplo, hay mayor demanda de personas que superan los 35 años de edad.

Extranjeros
“Es muy común hoy ver venezolanos trabajando en nuestra ciudad, y sobre todo en Buenos Aires. En puestos de trabajo muy mal pagos para un argentino, por 10 o 12 horas diarias, pero muy bien pagos para ellos si llevamos los valores al cambio del dólar. Hay una política de querer ganar mucho y trabajar poco, sobre todo en los jóvenes de nuestro país”, indicó seguidamente.

Cambio en marcha
“En los países del primer mundo la carga horaria de trabajo se ha reducido a seis horas. Va a ser clave en estos próximos años que las empresas entiendan que los trabajadores tienen su vida y cosas que realizar. Algunas empresas lo entienden, hoy hay trabajos que se hacen desde el hogar en cualquier lugar del mundo”, consignó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas