"Las artes marciales son mi medio de vida" - Deportes
Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Deportes

«Las artes marciales son mi medio de vida»

El profesor del Instituto Federal de Artes Marciales de Junín, Gustavo Bruno, dialogó con LA DEPORTIVA y explicó la situación actual que le toca atravesar por la cuarentena obligatoria.

Publicado

el

El profesor del Instituto Federal de Artes Marciales de Junín, Gustavo Bruno, dialogó con LA DEPORTIVA sobre la situación actual en la que se encuentra el establecimiento donde muchos alumnos acuden a kick boxing, también se refirió al protocolo de entrenamiento que presentó y las problemáticas a nivel personal que conlleva el parate de la actividad.

-¿Cómo estás atravesando la cuarentena?

-Físicamente bien, con buena salud, o sea que tengo muchos años para seguir sufriendo (risas). Creciendo desde lo virtual, abriendo otros horizontes que creo no se hubiesen abierto si continuábamos con los convencionales. Recibo clases virtuales integradas con las filiales, siempre algo bueno deja.

-Se han adaptado de esa manera

-Sí, aunque es temporal. El maestro con el cual yo trabajo que es Cristian Bosch es un emblema del kick boxing y en Argentina no llega a un 10% de convocatoria. Lo nuestro pasa por otro lado.

-¿Sirve como para estar en contacto y tratar de mantenerse activos?

-Sí, tuve tres horas con una conferencia de un maestro y campeón del mundo. En otro momento con la vorágine del entrenamiento personalizado no tengo ese tiempo disponible. Yo creo que hay que capitalizar esto, siempre desde lo deportivo y laboral porque mi medio de vida son las artes marciales. Soy solidario con la gente que ha sufrido la enfermedad.

-¿Ves muy lejano el regreso a los entrenamientos en las artes marciales?

-Si nosotros fuésemos un sindicato, fuertes y muchos, y no seríamos monotributistas que somos los que estamos por derecha, quizás seríamos escuchados. Yo hace desde el día uno de la cuarentena que estoy parado y ya llevo pagada dos cuotas de monotributo. Se va cerrando el círculo.

Algunos generosos vinieron a pagar la cuota y no completaron el mes. Es un 10%, ¿cómo me puedo sostener yo los mismos gastos de una temporada regular cuando no tengo ingresos? Elevé un protocolo a la municipalidad de Junín donde me dijeron que iban a ir a gobernación y no tuve respuestas.

No somos todos iguales, si bien soy solidario con la gente de los gimnasios, el dojo es diferente. Algunas cosas compartimos como los guantes, pero podemos mantener sin uso algunas barras, usamos bolsas, yo no digo que nos pongamos a guantear, a sangrar, como pasa normalmente, que intercambiamos en el guante la saliva porque le pegás en la cara al otro.

Eso se evita, se puede hacer trabajos físicos, de bolsa, se puede hacer tranquilamente, no voy a meter 25 personas dentro del dojo, meteré una cada dos metros, para seguir pagando los gastos y monotributos, no quiero subsidios, quiero trabajar como hice cuarenta años de mi vida y ganarme el mango de cada día con mi sacrificio.

-¿Cómo presentaste el protocolo?

-Me dijeron que tenía que enviar un correo a una persona que por ética no lo voy a mencionar, pero no sé si lo abrió, lo elevó a gobernación, no tengo ni idea, nunca tuve una respuesta. También me hubiese gustado que alguien de la gente que maneja el deporte Junín me llame y me pregunte cómo me la estoy rebuscando. Soy un ciudadano pero no tengo nadie que me represente en este momento, al igual que mis colegas.

-¿Qué puntos presentaste?

-La cantidad de personas que se reciben, abrir más cantidad de horas, dividiendo, respetar la distancia, por ejemplo las bolsas están aproximadamente a un metro de distancia, no pueden trabajar uno encima del otro. Está claro que hay que usar barbijo, una sola persona puede entrar por tiempo al vestuario, hay un tiempo libre si hay más de dos clases para que se higienice el lugar.

Te soy sincero, en el dojo mío no hay olor porque siempre está higienizado, es un lugar que está limpio siempre y no se amontona la gente para entrar. Es muy diferente a otras actividades, es mucho menos riesgoso que un supermercado, porque no agarrás un carrito o tocás mercadería, acá las cosas son tuyas, de uso personal y las higienizas y listo.

-¿Estás en contacto con otros entrenadores a nivel nacional?

-Me puse en comunicación con un médico amigo que ha entrenado diferentes sistemas de artes marciales, fue alumno mío y él me asesoró. Me avaló y me dijo “Gustavo te respaldo con todo”. Hemos tomado parte del protocolo de España, del país, de los gimnasios y quitamos cosas que no son en común con nosotros. Es concreto y práctico.

Me llegó que en Corrientes ya habilitaron las artes marciales. De todas las filiales que tengo, Córdoba, Tucumán, La Falda, Cosquín, Córdoba Capital y las demás, en ningún lugar hubo gente que haya muerto.

Yo sé que muchas veces en mi afán de ser un tipo que sostiene lo que dice, penso que tal vez los que estuvieron enfermos, tenían una gripe o un principio de neumonía. Yo tengo una militancia política y vemos otras cosas, uno analiza dentro de su corta capacidad y es muy pobre si uno solamente escucha una cosa.

-¿Sos optimista que pueda resolverse a corto plazo?

-Yo creo que estamos en condiciones de estar trabajando ya y si algo pasa hay que activar otra vez el alerta, pero mientras no pase nada hay que laburar, porque esto a nosotros los que somos clase obrera trabajadora no sé cómo nos va a ir en dos meses. Estoy viendo que parte de mis alumnos están perdiendo el trabajo, otros no los van a llamar los patrones.

Entiendo bien que lo primero es la vida pero te labura la cabeza y la amargura tampoco es buena para la salud. No tenemos un lugar para hacer entretenimiento y juegos de azar, es un lugar que venís, transpirás, te oxigenás, hasta la salud te cambia.

-Varias disciplinas están intentando volver

-Lo que uno está defendiendo es un medio lícito de vida. Uno no es un ignorante y tampoco una persona súper capacitada. No nos vamos a enfermar entre nosotros. El sentido común es el más común pero el menos utilizado de los sentidos. Hay todo un manejo político, a algunos le sirve y a otros no.

Hay tres escenarios desde mi punto de vista, uno es la enfermedad en sí que pudo haber sido creada o salió de la sopa de un murciélago, cada uno puede creer lo que quiera; el segundo es el panorama internacional que se está jugando a nivel mundial y el tercero es lo que está pasando frontera para adentro.

Tengo 53 años, no me van a cocinar al primer hervor, he sufrido muchos gobiernos ya, de hecho padecí y viví todos los gobiernos democráticos y parte del último gobierno de la dictadura. Soy optimista por el lado de que estamos bien de salud pero es una buena herramienta para darle uso político.

Todo Chevrolet

Más Leidas