Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Argentina-Nigeria: un partido decisivo en el que confluyen esperanzas que trascienden largamente el fútbol

Fase de grupos en los mundiales de Estados Unidos 1994, Corea- Japón 2002, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014; finales de los Juegos Olímpicos en Atlanta 1996 y en Beijing 2008; y la final del Mundial Sub 20 en Holanda 2005: los antecedentes recientes son frescos para la memoria de cualquier futbolero. En lo que hace al vínculo bilateral, un informe de la Cancillería define que la relación entre la Argentina y ambos países “es fluida”.

Publicado

el

Un adversario recurrente para Argentina en la historia reciente del fútbol internacional, Nigeria representará hoy una luz de esperanza para la Selección, así como los emigrados del país africano ven una salida al llegar a estas tierras escapando conflictos sociales y económicos.

Fase de grupos en los mundiales de Estados Unidos 1994, Corea- Japón 2002, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014; finales de los Juegos Olímpicos en Atlanta 1996 y en Beijing 2008; y la final del Mundial Sub 20 en Holanda 2005: los antecedentes recientes son frescos para la memoria de cualquier futbolero.

En lo que hace al vínculo bilateral, un informe de la Cancillería al que accedió NA define que la relación entre la Argentina y ambos países “es fluida”.

“Ambos países cuentan con embajadas en las capitales de la contraparte. Existen acuerdos bilaterales en negociación para cooperación cultural y capacitación de funcionarios diplomáticos”, señaló el documento oficial.

Actualmente la Argentina lleva adelante dos programas de cooperación sur-sur en Nigeria: un proyecto en materia de producción ganadera y otro sobre Bioseguridad de Alimentos y Regulación Normativa de Organismos Genéticamente Modificados.

En tanto, en lo que respecta a la migración de nigerianos hacia la Argentina, el principal flujo se dio a mediados de la década de 1990 y se acentuó a comienzos de los 2000.

Pese a que no hay datos oficiales sobre la cantidad de emigrados del país africano instalados en el país, se estima que son alrededor de 300 y que se encuentran en los principales centros urbanos como la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense, aunque también hay presencia nigeriana en la Costa Atlántica: casi la totalidad de ellos arribaron en búsqueda de un porvenir económico que les permita enviar remesas a sus familias.

En 1996, la Asociación de Nigerianos en el Río de La Plata es fundada a partir de la iniciativa de una veintena de ciudadanos de ese país.

El presidente de la organización es un Obadiah Oghoerore Alegbe, que llegó al país en 1977 y se especializó en Ingeniería Electrónica: incluso durante cinco años fue asesor en Política Internacional de la Cámara de Diputados en el bloque peronista y luego en el de la UCR.

Algunos de los jóvenes que arribaron en los últimos años a la Argentina intentaron encontrar su lugar en distintos clubes de fútbol: el delantero Osinachi Christian Ebere juega en la Reserva de Rosario Central, misma institución por la que pasó su compatriota Onyekachi Peter, que no tuvo suerte y continuó su carrera en el Hapoel Acre Football Club de Israel.

En tanto, el mediocampista Félix Orode es de los que más recorrido en el fútbol argentino: desde el Lleida catalán llegó a San Lorenzo en 2009 -jugó sus únicos minutos en Primera durante un clásico contra Huracán-; luego tuvo pasos por Nueva Chicago, la CAI de Comodoro Rivadavia, Excursionistas, Luján y Sportivo Barracas.

Actualmente, el africano defiende los colores de Defensores de Pronunciamiento, un club entrerriano que compite en el Federal A.
Orode fue uno de los tantos jugadores que miró el cuerpo técnico del alemán Gernot Rohr, que dirige a las “Águilas”.

En lo que respecta al comercio bilateral, el déficit energético hizo que la balanza en los últimos años sea claramente negativa para la Argentina.

En 2017, se exportaron hacia Nigeria productos por un total de 86,6 millones de dólares, siendo los más principales maíz en grano; trigo y morcajo; pescado congelado; leche y nata; tubos y perfiles huecos sin costura.

En tanto, el año pasado se importaron desde el país africano petróleo crudo; hidrocarburos gaseosos; urea con contenido de nitrógeno, por un total de 462,9 millones de dólares.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas