Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Argentina-Croacia y el duelo de ajedrez

El gran maestro estadounidense Robert “Bobby” Fischer indicó alguna vez: “Tienes que tener espíritu de lucha. Tienes que forzar jugadas y asumir riesgos”.

Publicado

el

La manera de encontrar un resquicio, el control de la pelota y la capacidad de recuperación, serán -entre otros- los argumentos que deberá exponer la Selección argentina para ganar el duelo en el mediocampo ante una Croacia que tiene buenos ejecutantes en esa zona como Luka Modric e Iván Rakitic.

Un tablero de ajedrez tiene 64 casillas en donde los jugadores realizan tácticas y estrategias en pos de vencer al rival, mientras que la cancha tiene 90 por 120 metros, pero en un sector de la misma se debate todo el partido, y ahí es donde Jorge Sampaoli deberá hacer que la Argentina trate de superar a Croacia, si es que quiere seguir con vida en el Mundial de Rusia 2018.

El gran maestro estadounidense Robert “Bobby” Fischer indicó alguna vez: “Tienes que tener espíritu de lucha. Tienes que forzar jugadas y asumir riesgos”. Y lo que Sampaoli haría colocando tres hombres en el fondo -Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico-, bien podría ir en esa dirección.

Pero así como cada uno de los jugadores de ajedrez defiende su rey y sus piezas más valiosas, Sampaoli deberá definir cómo rodear bien a su mejor hombre, Lionel Messi, para evitar ser “comido” por las piezas del rival, y en este caso Croacia tiene a dos bien conocidos por la “Pulga”, Modric (Real Madrid) y Rakitic, compañero suyo en el Barcelona.

Por ende, a su manera, los dos saben de las fortalezas y debilidades de Messi, tanto en el juego corto como en la repentización y la gambeta.

De hecho, el entrenador croata Zlatko Dalic ya avisó que durante estos días previos que iba a tomar como “ayudantes de campo” a quienes más conocen a Messi, para que les pase la receta de cómo frenarlo.

“Rakitic juega con Messi en el Barcelona y será mi asistente durante los próximos tres días. Ciertamente buscaremos algunos consejos sobre cómo detenerlo. Siempre les pregunto a mis jugadores sobre esas cosas, me encanta comunicarme y estoy feliz de aceptar cada consejo. A Ivan también le gusta y él me dirá toda la información que yo pueda usar. Luka (Modric) y Kovacic también ayudarán. Jugaron contra él en el Real Madrid y Zidane los preparó para esas cosas”, afirmó Dalic.

Pero claro que para este duelo de estrategias, posiciones y tácticas, Sampaoli no dejará solo a Messi, y pondrá a Javier Mascherano -su exladero en el Barca y quien conoce a ambos rivales- y apostará por hombres veloces de piernas como pueden rivales- y apostará por hombres veloces de piernas como pueden ser Eduardo Salvio, y de mente como Enzo Pérez, más lo que puedan aportar Cristian Pavón y Marcos Acuña.
Con estos hombres, más tres en el fondo, Sampaoli pretende que la mitad de la cancha de la Argentina tenga más velocidad y a la vez presencia, con buena salida por las puntas con Salvio y Pavón, corriendo a Acuña más interno, para evitar que Modric -que suele tirarse hacia afuera- o Rakitic, se hagan del control del balón.

LA IMPORTANCIA DEL MEDIOCAMPO

Desde su desembarco en la Selección argentina, la frase que persiguió cada conferencia de prensa y cada análisis de los planteos de Sampaoli fue aquella máxima que dijo alguna vez sobre que el mediocentro define la personalidad de un equipo.

La idea del santafesino, ante Croacia, es poblarle el mediocampo a un rival equipo que también tiene buen trato de balón y además de los dos volantes mencionados cuenta con la velocidad en el extremo de Iván Perisic (Milan de Italia) y la potencia de Mario Mandzukic (Juventus).

Croacia será mucho más potente y con más recursos que Islandia, sin dudas, pero también buscará el partido de otra manera que los isleños, aunque a sabiendas que el empate juega a su favor dado que en el arranque le ganó a Nigeria por 2 a 0.
El juego aéreo será fundamental para los balcánicos, no solo por Mandzukic sino también por Andrej Kramaric, que milita en el Hoffenheim de Alemania.

“Bobby” Fischer también dijo: “Se debe tener confianza en uno mismo y esa confianza debe estar basada en la realidad”.
Ahora restará esperar que Argentina asimile el golpe que significó el empate en el debut y entienda parte de esos conceptos si no quiere terminar estrellando el Titanic.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas