Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Andy Mosquera: CAMPEÓN DE LA VIDA

El juninense se adjudicó hace muy pocos días el cinturón de la WKC y con respecto a esto dialogó con LA DEPORTIVA. Además recordó sus inicios, comentó cuál es su referente y también se refirió a sus sueños.

Publicado

el

Los deportes son importantes para la salud, pero también son fundamentales como integración a la sociedad ya que permite adaptarse según sean las necesidades físicas de cada persona y compartirlo con otros individuos.

Una de las actividades deportivas que se realizan en nuestra ciudad es el kick boxing y la escuela Black Scorpion que funciona en el gimnasio Stage Gym, a cargo del profesor Claudio Olavarriaga, cuenta con muchos chicos que lo practican, cumpliendo una gran función social.

Andrés Mosquera de 26 años es uno de ellos, quien hace unos días se coronó campeón al adjudicarse el título de la WKC en General Rodríguez tras enfrentar al local Pablo Orue.

El joven juninense visitó la redacción de La Verdad junto a su entrenador Claudio Olavarriaga y expresó a LA DEPORTIVA su felicidad al obtener el cinturón: “Esa fue mi segunda pelea, me sentí bien, cómodo, me encantó. Es el primer cinturón que tengo, estoy muy contento”.

Inicios

Luego de hablar sobre la pelea, “Andy”, como lo llaman sus amigos, recordó cómo fueron sus inicios en el deporte: “Hace seis años que hago kick boxing. Decidí empezar por curiosidad, yo iba a hacer musculación, me llevaba mi hermana y un día le preguntamos a Claudio si podía empezar. Yo veía los entrenamientos de ellos, me gustó y desde ahí no paré más. Ahora voy a rendir un cinto muy alto, el verde”.

Entrenamientos

Los deportistas dedican mucho tiempo a sus entrenamientos para tener buenos rendimientos, por lo que el peleador detalló cómo son los suyos: “Practico todos los días, de lunes a viernes. Los lunes y miércoles hago musculación y martes, jueves y viernes hago kick boxing, sábado y domingo descanso. Hago dos horas y media por día”.

Referente

Al ser consultado sobre quién es su modelo a seguir, con emoción, contó que “mi referente es mi profesor, Claudio Olavarriaga, es mi ídolo”.

Kick boxing

Por otro lado Andy destacó lo que significa para él el kick boxing y con un brillo especial en sus ojos, resaltó que “para mí es un deporte, es una familia unida. Me gusta mucho practicarlo y en la escuela todos son mi familia, me quieren. Me encanta entrenar con ellos, somos muy unidos”.

Previo a la pelea

Asimismo explicó a LA DEPORTIVA cómo se siente antes de ir a pelear: “No me pongo nervioso, salgo a pelear. Me agarra ansiedad, muchas ganas de pelear, una semana antes estoy muy ansioso, pero voy tranquilo”.

Otro deporte

“No hago otro deporte, antes hacía básquet y natación en el Club Junín, pero esto me apasiona. Estoy todo el día desde las 6 de la tarde hasta las 22”, enunció Mosquera.

En Junín

Durante la nota comentó que le gustaría pelear en nuestra ciudad: “En amateur no se pactan las peleas, si hay un evento decidimos si vamos. Mi profesor tiene pensado hacer un festival en Junín, para que pueda pelear acá. Eso sería muy importante, nunca lo hice acá y me encantaría hacerlo con mi gente”.

Sueño

Al preguntarle sobre cuál es su sueño indicó que “era el cinturón, quería ganarlo y con esfuerzo y dedicación lo logré, por suerte pude cumplirlo. Otro de mis sueños es recibirme de instructor de kick boxing, estoy estudiando, me queda un año más para recibirme”.

Agradecimientos

Por último agradeció a sus allegados por el constate apoyo que le brindan: “Quiero agradecer a mi escuela de kick boxing Black Scorpion y al gimnasio Stage Gym, a mi familia, mis amigos y todos los que me conocen”.

Claudio Olavarriaga: “Fue un privilegio ponerle el cinturón”

El entrenador de la Escuela Black Scorpion, que funciona en el gimnasio Stage Gym, también habló con LA DEPORTIVA y con mucho cariño, expresó que “lo acompañé a Andrés a la pelea y me dijeron a mí que le ponga el cinto. Fue todo un privilegio, fue un honor. Había tres mil personas. Yo le pongo campeón de la vida, ese para mí es el título, por todo el esfuerzo que hace”.

Además agregó: “El grupo es una familia y él es parte de la familia, después de entrenar tomamos mates, él está todo el día conmigo. Vamos a competir a Buenos Aires y aunque a él no le toque pelear nos acompaña, siempre viaja conmigo. Todos tiramos parejos, me toca a mí ser el líder, pero para mí él es como si fuera mi hijo y también es mi ídolo”.

Luego continuó: “Sacando la distancia de un chico que es profesional como es Ezequiel Urquiza, que tiene un entrenamiento más fuerte, pero Andrés tiene el mismo entrenamiento que yo le doy a todos. Si se manda una macana va a hacer flexiones de brazos como lo hacen todos”.

En cuanto a esto, Andy entre risas dijo que “a veces me toca hacer flexiones de brazos, a veces pocas, a veces muchas, pero es muy bueno, hay que escucharlo”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas