Almacenes naturales: un estilo de vida para sentirse mejor
Seguinos en
Pronto Pago
Pronto Pago

Soy

Almacenes naturales: un estilo de vida para sentirse mejor

Silvina Beretta, propietaria del almacén saludable “La Tierra Sabe” detalla cómo el mercado de alimentos nutritivos y naturales crece notablemente en nuestra ciudad. Una tendencia mundial que se está imponiendo en todo el país.

Publicado

el

Cada vez son más las personas que deciden cuidar su alimentación, seleccionando productos nutritivos, orgánicos y naturales.

Y no solo estamos hablando de quienes quieren bajar de peso o tienen una restricción alimentaria como celíacos, diabéticos o veganos, sino que existe una mayor conciencia sobre los efectos de los alimentos que consumimos en nuestra salud en general y es por eso que eligen «cuidarse» y piensan mucho más a la hora de seleccionar qué comer.

En definitiva, el alimento es nuestro «combustible» y como tal hay que elegir opciones para cada momento del día, que nos aporten nutrientes y nos mantengan saludables con la energía que la vida moderna nos demanda.

Esta concientización a la que contribuyen continuamente las redes sociales y artículos periodísticos o profesionales, potencian la información de cómo repercute en nuestra salud lo que comemos.

Claro que cuando hablamos de calidad de vida, la alimentación no lo es todo. Es clave el no sedentarismo y, si es posible, realizar prácticas de relajación o armonización como yoga, meditación, mindfulness, reiki, etc.

Es por eso que hoy muchos nutricionistas hablan de priorizar una alimentación más equilibrada y saludable… con cambios de hábitos que se incorporen y queden en nuestra rutina.

AQUELLAS DIETÉTICAS QUE INICIARON EL CAMBIO
Las conocidas “dietéticas” fueron el origen de este tipo de comercio, pero su formato se reinventó a nivel mundial mutando junto a los cambios de hábitos a la hora de alimentarse.

Los llamados almacenes naturales o saludables se han convertido realmente en un canal de abastecimiento masivo y “La Tierra Sabe” es un fiel ejemplo juninense.

En su local de Gral. Paz 103, su propietaria Silvina comenta: “Este negocio fue pensado en brindar una propuesta diferente en el rubro para la gente de Junín y la zona. La idea es un modelo de ‘dietética’ moderna en cuanto al diseño, salir un poco de lo rústico, algo con lo que se caracterizaban este tipo de locales. Y por otra parte, enfocarlo solo en productos que requieren las personas para una alimentación más nutritiva y saludable, ya que mayormente no están disponibles en los negocios comunes o supermercados.

Hay muchas personas que quizá querían optar por algún tipo de alimentación específica como el vegano, por ejemplo, y se veían limitadas o se les dificultaba por la falta de productos… entonces ese es nuestro principal objetivo, cubrir esa necesidad. Por lo tanto en nuestro local van a encontrar una gran variedad de productos veganos, sin Tacc, orgánicos, como también los infaltables y clásicos frutos secos, cereales, legumbres, harinas de todo tipo o arroces a granel. También productos envasados de las mejores marcas.

Es un modelo que en grandes ciudades de nuestro país como Buenos Aires, Córdoba o Rosario ya estaba impuesto, pero que aún no había llegado a Junín”.

Luego relata: “Hace solo dieciocho meses que inauguramos y, realmente, nos entusiasma el continuo crecimiento de nuestra clientela, lo que posibilita ampliar propuestas e incorporar nuevos productos, acompañando a la innovación y las apetencias de los consumidores”.

SANOS Y NATURALES
Para un buen desayuno se puede contar con leche de almendras, chia inflada, azúcar mascabo, polen de abejas y castañas de cajú. Se puede integrar un almuerzo con cous cous, cebada perlada, quinoa, trigo burgol y arroz basmati.

Productos como dátiles, aceite de coco, tofu, levadura nutricional, mantequilla de maní, semillas de lino también dicen presente en “La Tierra Sabe” junto a la leche de almendras, un mix de frutos secos, vinagre de manzana… Barras y más barras de cereales, chocolates puro cacao sin azúcar o yogures y quesos veganos.

ESTILO DE VIDA
“No se trata de una moda, es un estilo de vida” reflexiona Silvina. Antes era muy común ‘cuidarnos’ para bajar de peso, hoy se ve un notable cambio con respecto a eso… la gente se alimenta mejor para sentirse mejor, por lo tanto una vez que experimentan los cambios los adoptan como un estilo de vida, ya no se trata de perder kilo sino de ganar salud. Por eso estamos atentas a sus requerimientos, tratando de acompañar no solo las tendencias alimenticias sino también las indicaciones de los profesionales en nutrición y otras especialidades”.

COSAS RICAS QUE HACEN BIEN
Una leyenda en las vidrieras de “La Tierra Sabe” marca una clara filosofía: Cosas ricas que hacen bien.
Al respecto Silvina resalta: “La comida además de ser sana y nutritiva debe ser agradable y placentera. Y lo que se plasma en esa frase es que hay una variedad enorme de alimentos tanto elaborados como también que podemos preparar en casa, que son riquísimos y además nos nutren.”

FEELING ESPECIAL
El trato personal es muy valorado en este tipo de tienda. La buena atención y predisposición es clave.
“Acompañamos cada consulta con el mejor asesoramiento. Aunque no somos nutricionistas, siempre tratamos de estar informadas para poder brindar una respuesta acertada, lo que genera mayor confianza y un feeling más que especial”.

Tras ello, Silvina comenta que observan cómo el cliente disfruta la experiencia de compra. La vive con sensación de placer y hasta de desconexión. Es muy común percibir cómo se leen etiquetas, se consultan los valores nutritivos, los ingredientes, las calorías.

Hoy la gente sabe mucho más sobre todo lo que le interesa, la información está al alcance de todos, por lo tanto al momento de elegir un producto envasado se lee cada detalle y se compra a conciencia.

“El asesoramiento personalizado es más que valorado y por eso tratamos, siempre dentro de lo posible, dedicarle el tiempo a esas personas que se quieren informar sobre determinados productos, buscando de ser eficientes es ese sentido. Es muy lindo porque surgen charlas y se genera un ida y vuelta de experiencias, recetas, intercambio de ideas y el comentario sobre las vivencias de cada uno. Es un rubro maravilloso».

COSMETICA NATURAL
“Las sugerencias que recibimos a diario nos han posibilitado incorporar una selección de productos para el cuidado de la piel y del cabello. Cremas 100% veganas, sin derivados del petróleo y libres de parabenos. Hechas a base de alimentos cotidianos, ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes.
Crece la conciencia social con respecto a cuidar el medio ambiente, los animales y además el usar en nuestro cuerpo productos libres de parabenos, derivados del petróleo, etc» finaliza la propietaria.

MENU SEMANAL
“La Tierra Sabe” amplió su propuesta con un servicio de viandas, take away. Todas las semanas presenta un menú con platos equilibrados, energéticos, con mucho sabor y un estilo muy casero preparados por la chef especializada en comida saludable, Agustina Suárez.

La carta es muy variada, son platos exquisitos, coloridos y nutritivos elaborados con la mejor materia prima y por las mejores manos.. cada semana se publica en las redes, son por encargue y se retiran en el local o lo envían a domicilio.

Creppes de zanahorias con ricotta, calabaza, cebollas y salsa de remolachas; fainá de brócoli, cebolla y zucchini con ensalada; pastel de lentejas y soja texturizada con puré de batatas son algunos de los platos que ofrecen.

Los desayunos saludables por encargue, para regalar, también marcan un diferencial.

PREVENCIÓN Y SEGURIDAD
Ante la preocupación por las prevenciones propias de la cuarentena, Silvina Beretta concluye: “Si bien se presentan muchos productos ‘sueltos’ como frutos secos o semillas, desde que inauguramos siempre tuvimos la prevención de protegerlos en vitrinas o contenedores cerrados evitando el contacto directo.
Un diferencial que también se debe resaltar en este tipo de almacenes saludables”.

APORTE SOCIAL
La Tierra Sabe tiene un enfoque social. Así fue que el año pasado, en octubre, Silvina organizó un evento que consistió en una charla motivacional de MARINA BORENSZTEIN, autora de los libros Enfermé para sanar, Así me cuidó yo y Paz, Amor y Jugo verde. Hija del recordado Tato Bores y esposa del actor Oscar Martinez.

«Cuando pensé en este negocio uno de las cosas que me motivó a elegir este rubro fue sentir que podíamos brindar mucho más que solo vender productos. Hay mucho para hacer desde lo social, para aportar nuestro granito de arena.

Es un rubro muy ligado a las emociones, al bienestar y desde ese lugar es que pretendemos ayudar. Eso fue lo que nos motivó a traer a Marina. Hicimos un evento hermoso, el mismo que ella ha llevado a diferentes ciudades del país… de mucha calidad, tratando siempre de brindar lo mejor.

Fue una charla motivacional y la gente quedó encantada que le acerquemos a Marina… emocionada y agradecida. Fue una experiencia maravillosa! Hoy nos vemos limitados por la pandemia, pero tenemos muchas propuestas de este tipo pensadas para cuando todo vuelva a la normalidad… la idea es seguir por este camino»…

Suplemento SOY
Todo Chevrolet

Más Leidas