Algunas reflexiones relativas al tránsito y la seguridad vial - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Junín

Algunas reflexiones relativas al tránsito y la seguridad vial

Por Oscar Rodolfo Peretti

Publicado

el

Días pasados, circulando por Avenida San Martín hacia Roque Sáenz Peña, al arribar al cruce con Rivadavia, debí detener mi automóvil porque un conductor, que lo hacía por ésta última, no sólo no se detuvo sino que al pasar por delante de mí vehículo me dirigió unas señas que indicaban su enojo e indignación porque no le cedí el paso. Supongo que dicho conductor habrá considerado que por provenir desde la derecha tenía prioridad en dicho cruce. En enero de este año, vuestro diario publicó una nota que aludía a una anterior del mes de mayo de 2017 en las que me permití sugerir, a quienes tienen la responsabilidad de gestionar el tránsito y las cuestiones de seguridad vial en nuestra ciudad, consideraran muy especialmente el tema de las prioridades al momento de diagramar la ubicación de los semáforos con especial referencia a lo establecido por los Códigos de Tránsito Nacional y Provincial.

Ante la importante campaña y acciones que se han venido difundiendo por parte de las autoridades municipales y los múltiples organismos (la Agencia, el Foro y el Observatorio, creo que no olvido ninguno) que colaboran en esta tarea de educación y seguridad vial, me permito insistir una vez más respecto de la situación en dos de las arterias más importantes de salida y acceso que tiene Junín. Se trata de Cornelio Saavedra y Rector Álvarez Rodríguez, respectivamente en donde se mantienen sin semaforizar los cruces de la primera con Chacabuco y Alemania y en el caso de Saavedra las esquinas con Roque Vázquez, Moreno y Orellanos. Estos puntos destacados, requieren ser especialmente considerados porque, en todos los casos, se accede a ambas vías desde la derecha y quienes circulan por éstas, se desplazan a velocidad considerándose habilitados a hacerlo como si fueran avenidas y no lo son.

Ello genera situaciones de altísimo riesgo fácilmente constatables con sólo prestarse a la observación en cada uno de los cruces señalados. Sin embargo, en Saavedra se instalaron semáforos en los cruces con 12 de octubre, Pedro Aparicio y 9 de Julio y en Álvarez Rodríguez en el cruce con Avellaneda, accediendo en todos estos casos desde la izquierda y sin prestar atención a la observación oportunamente formulada, la cual debo aclarar, no es una originalidad que me atribuyo sino que persigue prestar atención a las normas en consonancia con la seguridad y el uso de los siempre escasos recursos. Ahora, si bien la prioridad de paso para quienes circulan desde la derecha ha sido considerada por la ley nacional y provincial como absoluta, cede en casos excepcionales, entre los que deben considerarse las avenidas.

Y aquí vuelvo al principio de la experiencia personal relatada al inicio. Muchos lo ignoran y no advierto que existan campañas en torno a educar a los conductores en estos temas como a los propios inspectores que tienen a su cargo la tarea de controlar y ordenar el tránsito. Es muy importante que ellos conozcan las normas y las sepan trasmitir a los automovilistas y a los peatones.

Nunca en Junín (y en ello comprendo a todas las administraciones anteriores también), pudimos observar, a modo de ejemplo, que el personal de tránsito se ocupe o preocupe para que los peatones crucen las calles por las vías dispuestas para ello. Tampoco para enseñar a los automovilistas que deben respetar y ceder el paso cuando, pese a contar con la luz verde a su favor, giran para retomar otra arteria. Lo contrario, condena al peatón a no cruzar nunca.

Debe privilegiarse especialmente la instalación de semáforos en la intersección de calle Rivadavia con la Avenida San Martín como en su tramo hasta Alberdi inclusive. Han ocurrido muchos accidentes en dichos lugares y existen ya numerosos pronunciamientos judiciales en nuestra ciudad que conceden la prioridad a quienes circulan por ésta última. La observación central está en tener presente que, cuando se intenta cruzar o ingresar a una avenida, los accesos a la primera mano, siempre se producen desde la derecha sin que ello otorgue prioridad a los ingresantes.

Deben ser bienvenidos los esfuerzos que se hacen en ese sentido y lo realizado a lo largo de la Avenida San Martin y Rivadavia y en muchos otros sitios y cruces de Junín, como así los cambios que se preanuncian para las velocidades urbanas, porque se trata de las mejores contribuciones que se pueden hacer a la seguridad vial. También deben destacarse los cambios que se anuncian para los exámenes, cambio de sitio y reglas para el otorgamiento de licencias. Los mismos deberían integrarse con una mayor docencia y tolerancia con los examinados, particularmente con los mayores de 70 años, verificando efectivamente las condiciones y aptitudes de los mismos y teniendo en cuenta que Junín es una de las pocas, sino la única jurisdicción de la Provincia que les exige rendir el examen práctico anual para renovar sus licencias.

Debo confesar que esto ha sido motivo de consultas con funcionarios municipales porque las normas no son claras e inducen a confusión. No estoy sosteniendo que lo correcto sea lo que hacen los demás, pero este tratamiento desigual merecería ser considerado para evitar o atenuar los efectos que genera la desigualdad devenida en discriminación. Ello evitaría la concurrencia hacia otros Municipios, fraguando domicilios.

La ansiedad que, por lo general, produce en los mayores enfrentar el examen práctico genera frustración cuando, con sólo cometer un error, no se logran superar determinadas maniobras que deberían ser revisadas en cuanto a su utilidad y eficacia, en tanto suelen ser definitorias para la desaprobación.

Más Leidas