Aldo Ramón González: Se fue un "9" Campeón - La Deportiva de Junín
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Deportes

Aldo Ramón González: Se fue un «9» Campeón

En la jornada de ayer falleció el exjugador de Sarmiento que se convirtió en juninense por adopción y supo gritar campeón con el Verde en los años 1977 y 1980. Éste último logro significó el primer ascenso en la historia a Primera para el club de nuestra ciudad. Gran pesar en el ámbito deportivo local.

Publicado

el

Aldo Ramón González.

Aldo Ramón González, exfutbolista de Sarmiento de Junín, falleció ayer a los 68 años de edad y produjo un gran pesar en el Mundo Verde y en el ámbito deportivo local.

Oriundo de Palmira, Mendoza, su carrera como futbolista que inició justamente en el club que lleva el nombre de su ciudad, posteriormente lo depositó en Junín para luego transformarse en ídolo de Sarmiento y en consecuencia un juninense por adopción.

Potencia, jerarquía, inteligencia, goles y calidad son algunas de las palabras que describen de pies a cabeza a Aldo González en su etapa como jugador profesional.


Aldo Ramón González en el plantel de Sarmiento del año 1977.

Vale destacar que en su estadía en nuestra ciudad, en la cual actualmente estaba radicado junto a su familia, recibió mucho afecto durante todos los años.

Aldo Ramón González formó parte del primer equipo campeón de la historia de Sarmiento y también logró ser participe fundamental del primer ascenso a Primera División del club, efectuado en el año 1980, donde en variadas ocasiones jugó de titular calzándose la camiseta número 9.


Aldo González agachado en el centro. La formación corresponde al año 1977.

Asimismo, jugó para Jorge Newbery de Junín, también en dos etapas diferentes, entidad en la cual dejó un grato recuerdo.

Además, las claras muestras de cariño recibido, no solo fue por lo que pudo conseguir con la “redonda”, sino también ser una gran persona llena de humildad y compañerismo, como así lo indicaban exjugadores, técnicos e hinchas.

Seguramente Aldo Ramón González ahora se reencontrará con otros compadres del 80 como Néstor Hernandorena y Rodolfo “El Lobo” Fischer, y cuando haya peligro de gol cerca de algunos de los arcos del “Eva Perón”, bajará hasta Arias y Necochea para hacer fuerza y empujar la pelota a la red.


El exdelantero de Sarmiento dialogando con LA DEPORTIVA en el diario LA VERDAD.

LA ENTREVISTA CON LA DEPORTIVA

El 8 junio del año 2016 Aldo Ramón González se acercó hasta el diario LA VERDAD para mantener una interesante charla futbolera con LA DEPORTIVA.

En la misma contó su Inicio en el fútbol expresando: “El fútbol es algo que uno lleva adentro desde chiquito, por el barrio, los amigos, y porque a mi viejo le gustaba el fútbol tanto como a mí.

Era cuestión de jugar todo el día, ya que en el pueblo donde yo vivía las calles eran de tierras, por eso pasaban muy pocos autos en esa época y nos pasábamos jugando a la pelota hasta las doce de la noche.

Es más, si mal no recuerdo, he jugado hasta con la pelota de trapo. Luego empecé en las inferiores como cualquier chico, hasta que tuve la suerte de jugar en Primera en Palmira a los dieciséis años. Estaba Jorge Julio que era un técnico oriundo de Junín y él fue quien me subió.


Abajo a la izquierda, Aldo González posa con el plantel de Sarmiento del 80, en la Laguna de Gómez.

Respecto a su llegada a Junín, el delantero que hizo historia en Sarmiento contó: “En esa época en Newbery estaba jugando Traverso y había un dirigente que creo que era Marcaida que me había visto jugar en Mendoza.

Entonces por recomendaciones de los dos vine por tres meses a jugar un campeonato Regional y salimos campeones de la provincia.

Luego hubo un problema con San Martín de Tucumán, que era el equipo que nos tocaba enfrentar en la final para ver quien pasaba al Nacional y terminamos perdiendo.

A raíz de esa dilatación, al final me quedé todo el año -en Junín- y al tiempo me fue a buscar a Sarmiento. Me llamó un pariente por parte de mi madre y me dijo que desde el club querían hablar conmigo, nos comunicamos y terminé arreglando en el año 77. Al otro año volví a Newbery, conocí a mi mujer, me casé y me quedé definitivamente en Junín”.


Presente en uno de los reconocimientos que realizó Sarmiento en el estadio Eva Perón.

Por otro lado, respecto a su primera experiencia como campeón con Sarmiento, en aquella entrevista en la redacción de este medio recordó:

“El campeonato de 1977 fue muy lindo, teníamos un gran equipo con un par de jugadores muy buenos como Atondo, Miguel Álvarez, ‘Fito’ Pezzatti, ‘Gallo’ Mellillo, Luciano Polo, entre otros.

Se logró un torneo muy bueno, donde Sarmiento hizo 111 goles y Omar (Atondo) convirtió treinta. Para mí era algo nuevo, si bien había pasado un año lindo en Newbery, esto era un desafío mayor y logramos lo que se buscaba, no solo por el ascenso sino que también fue la primera vez que Sarmiento salió campeón.

Había muchos jugadores de acá , otros de afuera y los que éramos precisamente veníamos de otro lado, no nos dábamos cuenta, porque nos sentíamos bien, éramos bien atendidos y había buena comunicación entre todos los jugadores”.


Junto a compañeros del plantel histórico de 1980.

En relación al partido final de aquella consagración, Aldo Ramón González indicó: “Yo jugué con un desgarro, fue contra Berazategui. Después todos los partidos tienen un sabor distinto, porque lo sufrís más.

De pronto tuve un buen rendimiento o pude hacer un gol y te acordás, pero lógicamente el último es inigualable, porque se junta todo lo que trabajaste en todo el año y el estadio estaba totalmente colmado, tal es así que habían puesto sillas adentro de la cancha porque no cabía la gente a pesar de que estábamos en la ‘C’.

Eso hace que uno se sienta reconfortado e importante, porque siento el reconocimiento en la calle y a todos nos gusta, el que te dice que no le gusta que lo reconozcan, que le hagan una nota o le pidan un autógrafo, es mentira”.


En la cena de los

Luego continuó recordando el título conseguido en 1980 diciendo: “Lo del 80 fue inigualable porque para mí tuvo un sabor especial.

Si bien hice toda la pretemporada con Sarmiento porque el técnico me quería y algunos dirigentes también, el presidente no me quería. Entonces llegó el momento de comenzar el campeonato y yo quedé afuera, tal fue así que me fui a la cancha de Defensa con Jorge Newbery.

Sarmiento tiene la mala suerte de empezar mal los dos o tres primeros partidos y hay un grupo de gente que fueron, pusieron el pecho e hicieron de que yo me quedé en el club, entre ellos ‘Francho’ Benito, el doctor Vergara y ‘Lito’ Corugeira, que eran los cabecillas de cinco personas que aportaban económicamente lo que yo ganaba.

El club lo único que tenía era el contrato mismo, después el resto de la plata la tenía que ir a cobrar a esas tres personas. Ya en el equipo, me encontré con figuras que eran mis ídolos como Fischer, Britapaja, Espósito, Glaria, todos jugadores de selección y demostraron una humildad grande y una defensa de compañeros que yo no la vi en otro equipo. Porque defendían al mayor y al último del plantel, sacaban la cara por cualquiera.


En el 2017 recibió un agasajo de Sarmiento con los jugadores del plantel del 77.

En último lugar, Aldo Ramón González resaltó la efervescencia del año 1980 en el cual Sarmiento logró por primera vez en la historia alcanzar la Primera División del fútbol argentino.

“Cuando se armó el equipo fue una locura de algunos dirigentes, entre ellos Tamburini y Martingorena, y empezaron a formarlo sin plata y después empezaron a conseguirla.

Se les complicó porque vinieron todas figuras y los resultados no se daban, pero lograron salir adelante. Había una unidad muy grande, lo veíamos a diario, siempre teníamos invitaciones para comer asado a algún pueblo.

Una vez nos repartimos cuatro o cinco para cada lado y fuimos a Rojas, Roca y Viamonte. A la cancha venía mucha gente de la zona, era una novedad y una posibilidad importante para Sarmiento de llegar a Primera, donde eran cuarenta partidos y había que terminar primeros.

Era complicado, porque había buenos equipos, era otra época, otras formas, no era tan profesional y entonces se permitían algunas ‘cositas’. Me acuerdo cuando fuimos a jugar a Banfield, era impresionante la gente de Sarmiento que había en esa cancha, más de 12 personas eran.

Y las caravanas que se montaban a la vuelta, los últimos partidos eran vivir de caravana en caravana. Antes de salir campeón, estábamos concentrando en la Laguna de Gómez. Salir de allá para llegar a la cancha fue algo impresionante, nunca vi tanta gente apoyando a un equipo”.

ANÉCDOTAS DE UN DELANTERO DE ÁREA

En relación a la polémica situación que vivió con el árbitro Juan Baba, en un partido correspondiente al año 1980 que Sarmiento disputó en nuestra ciudad ante Los Andes, Aldo Ramón González comentó que “salté en el área con el defensor de ellos, hice el gol y me cobra mano.

Yo le juraba por mi hijo que había sido válido y discutimos mal. En el vestuario me mandó a llamar con Espósito que era el capitán, donde me pidió que no le tire la gente en contra y tuvimos cruces de palabras muy duros.

Inclusive a lo último me reconoció que se había equivocado, no por lo que él vio sino por lo que yo le decía, se dio cuenta que era sincero. En el segundo tiempo tuve revancha, pude hacer el gol de cabeza y ganamos uno a 0cero. Además era un partido importante y Los Andes tenía un muy buen equipo”.

Seguidamente recordó otro anécdota explicando que “en ese mismo campeonato, una vez estábamos en un restaurante y yo hice una colecta para darle algo a los mozos y en ese entonces le saqué plata al ‘Lobo’ Fischer que era muy ordenadito, entonces me empezaron todos a aplaudir (risas).

Él se reía, no se enojó y a pesar de que todo el mundo lo tenía como tipo malo, tiene mucho corazón. De hecho cuando festejamos los veinticinco años del ascenso, estábamos en el escenario, se me acercó y me dijo:

‘amigo, todo el mundo hablaba de mí porque era Fischer, pero el que nos salvaste las papas fuiste vos’, para que se den una idea lo que era. Peleábamos el mismo puesto, pero conmigo tenía muy buena onda, la igual que el ‘Toti’ Iglesias».

Más Leidas