Seguinos en
Radio Junín

Provinciales

Al menos una decena de exintendentes con altas chances de volver a gobernar

Deben lograr capitalizar una porción de los votos de sus contrincantes de las internas o si simplemente repiten los resultados de las PASO en octubre.

Publicado

el

Al menos una decena de exintendentes bonaerenses quedaron con chances, algunas muy claras, de volver a gobernar en sus municipios si logran capitalizar una porción de los votos de sus contrincantes de las internas o si simplemente repiten los resultados de las PASO en octubre.

En Brandsen, Gastón Arias (fue intendente entre 2011 y 2015) ganó la interna del Frente de Todos y ahora deberá enfrentarse cara a cara al intendente Oscar Cappelletti, quien si bien fue el que más votos obtuvo, quedó muy por debajo del total de sufragios obtenidos por el kirchnerismo. Si funciona la unidad en octubre, el exjefe comunal volvería a gobernar.
En Coronel Suárez, Ricardo Móccero (intendente de 1995 y 2015) ganó la competencia interna y quedó muy bien posicionado de cara a las generales. Fue el candidato con más votos e incluso superó a los dos postulantes de Juntos por el Cambio que dirimían la candidatura de ese espacio. Es decir, para triunfar en octubre sólo le basta con repetir la performance, por lo que tiene grandes posibilidades.

El mismo panorama tiene Alberto Genelé en Las Flores (2003-2015), quien ganó la interna del Frente de Todos y, a su vez, fue el candidato más votado. También depende de sí mismo para volver a ser intendente.

En Monte Hermoso, Enrique Dichiara (2007-2011) obtuvo el 58% y sólo un milagro impedirá que vuelva a ser intendente de ese distrito que ya era gobernado por el peronista Marcos Fernández, quien encabezó la lista de concejales.

Escenarios similares se dieron en La Matanza, donde el peronista Fernando Espinoza (2007-2015) obtuvo un 60% sobre un 20% de Alejandro Finocchiaro, de Juntos por el Cambio; y en Berazategui, el histórico Juan José Mussi, quien le sacó 42 puntos a su contrincante «amarillo». En ambos distritos ya gobernaba el peronismo.

En Morón, Lucas Ghi (2011-2015) fue el candidato más votado y quedó con grandes posibilidades de arrebatarle la intendencia a Ramiro Tagliaferro (Juntos por el Cambio) si repite el desempeño de las PASO en las generales.

En Patagones, Ricardo Curetti ganó la interna del Frente de Todos y si funciona la unidad también podría quedarse con la intendencia, hoy en manos de José Luis Zara (Juntos por el Cambio), quien quedó a 18 puntos del peronismo unido.

En Tornquist, el exjefe comunal peronista Gustavo Trankels (2007-2015) quedó a dos puntos en un mano a mano debajo del actual intendente Sergio Bordoni, de Juntos por el Cambio, en un escenario abierto de cara a octubre. Lo mismo sucedió en Lezama, donde el peronista Marcelo Raciatti, el primer intendente, podría volver a gobernar la comuna más joven de la provincia.
En tanto, en Junín, Mario Meoni también está con chances. Ganó la interna del Frente de Todos y ahora se medirá con Pablo Petrecca en octubre con un panorama abierto.

Fuera de juego
Asimismo, hubo varios exintendentes que se quedaron afuera de la competencia de cara a octubre. En Azul, Omar Duclós (1999-2011) perdió la interna con Hernán Bertellys.

En Quilmes, Francisco «Barba» Gutiérrez (2007-2015) tuvo que competir en una interna en la que quedó tercero y lejos de la diputada nacional Mayra Mendoza, quien será la candidata del Frente de Todos en octubre con chances de vencer.

En Villegas, el histórico Gilberto Alegre (1995-2015) quedó eliminado ante el actual jefe comunal, Eduardo Campana en la interna de Juntos por el Cambio. Los dirigentes ya se habían medido en 2015 cuando Alegre formaba parte del peronismo y su fuerza perdió ante Cambiemos.

En Malvinas Argentinas, el exalcalde Jesús Cariglino (1995-2015), histórico peronista que compitió dentro de Cambiemos, quedó a 35 puntos de distancia de Leo Nardini, actual jefe comunal. Y en Merlo, Raúl Othacehé (1991-2015), tuvo un flojo en una interna del Frente de Todos en la que sólo pudo jugar con boleta corta.

Lejos de volver quedó también Gustavo Pulti (2007-2015), de Mar del Plata, con su sello vecinal, aunque volverá a probar suerte en octubre. Igual panorama hay para José Eseverri (2007-2015), de Olavarría, quien fue en la lista de Consenso Federal y con el 19% de los sufragios se ubicó como tercera fuerza.

En Villarino, Patricia Cobello del Frente de Todos (2011-2015) quedó como segunda fuerza, pero a 12 puntos del vecinalista Carlos Bevilacqua, quien no vería complicada su reelección.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas