Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Al maso trampeao quiero torcerle un destino

Por: Asociación de Productores Agropecuarios Juninenses (APAJ)

Publicado

el

Mucha agua ha corrido bajo el puente en los últimos 18 meses en Junín y el País, y en particular en lo que respecta a los caminos rurales. Por un lado, todos nos acordamos de la inundación de 2017 y sus horas dramáticas para la ciudad allá por abril-mayo. Por otro lado, la sequía histórica del verano último y para rematar, las 3 semanas de lluvia continuada y altas temperaturas de fines de abril y mayo que hizo perder gran parte del resto de la cosecha que quedaba. Pero, los perjudicados siempre fueron los mismos, los productores agropecuarios. Las respuestas tampoco han variado, los caminos no se arreglan como se deben porque llovió o por la sequía, pero nunca se arreglan.

Universidad Siglo 21

Durante todo este tiempo se sucedieron diferentes casos que no salen en los diarios de la ciudad: vuelcos de autos en los caminos rurales y de acoplados cargados, otros caídos en las cunetas porque no pueden pasar dos vehículos a la par. Los caminos no sólo no se arreglaron por medio del municipio, sino que los productores presentaron pedidos de autorización para arreglarlos ellos mismos antes de la cosecha que fueron denegados por el mismo. Pedidos de informe elevados en el Honorable Concejo Deliberante y en el Propio Poder Ejecutivo para saber dónde va el dinero recaudado por la Tasa Vial y también el enviado por la Provincia por la ley 13010, nunca fueron respondidos.

Pero mientras Junín se debate entre caminos de una sola mano de cinco metros de ancho (cuando vialidad indica que deben tener mínimo 12 metros), alcantarillas rotas, pozos convertidos en cráteres y un mapa fada al rojo vivo por alertas en mal estado, otros municipios crean consorcios productivos involucrando los caminos rurales, debaten a nivel Ministerio de Provincia la formación de entes mixtos, negocian el Fideicomiso de las maquinarias con el Banco Provincia a la mejor tasa. Por otro lado, en el Primer Simposio de Camino Rurales realizado en Rauch hace unos días, se expuso el marco legal que no se cumple por parte del municipio y que APAJ viene haciendo público desde sus inicios. Y la conclusión de dicho congreso fue que, la gestión puede ser estatal, mixta o privada, pero a los caminos rurales se debe afectar el 80% de los recursos que aportan los productores. Mientras los mismos acá en Junín viven en la incertidumbre acerca de cómo podrán salir del campo y sacar lo poco que pudieron cosechar.

La pérdida de la cosecha por sequía primero y el temporal después, es dinero que no va a entrar a Junín y no sólo afectará a los productores, pueden estar seguros afectará a la sociedad toda, es menos consumo, menos inversión, menos circulante en Junín. Ante tan grave situación no se ofreció desde el municipio una emergencia y/o desastre agropecuario local para la tasa de Red Vial. Sin embargo, los productores se ocuparon de hacerle llegar muestras del estado de situación de las semillas a la secretaria correspondiente.

Nos preguntamos, ¿no será el momento de tomar conciencia de las horas difíciles que vive el país y apoyar al sector que rápidamente devuelve divisas? ¿No será la hora de dejar de hacer artilugios mezquinos para usar el dinero que el campo aporta y se gasta en otros fines, y arreglar de una buena vez los caminos rurales? Porque, si los caminos están arreglados y mantenidos, nadie le va a pedir nada Señor Intendente y la recaudación de la tasa aumentaría. Porque los caminos rurales son una herramienta de trabajo, no son un lujo.

Señor intendente, ¿Nada de lo que pudo ver que hacen en USA se puede adaptar acá? Usted gobierna un municipio donde, sin ánimos de exagerar, más del 80% del PBI es de origen agropecuario. ¿Qué se imagina que pasa en el campo hoy? Ya lo están viviendo los comercios e industrias de Junín. Debe ser el primero en decidir invertir en los caminos rurales, ya que por un lado amaina el reclamo rural, y por otro le permite sostener la recaudación, porque sino la gente va a reaccionar como lo hizo en el pasado reciente, deja de pagar una tasa que no tiene contraprestación de un servicio.

Haciendo Obras 1

Más Leidas