Seguinos en

Locales

Advierten sobre los riesgos por los golpes de calor

Se aconseja evitar la exposición al sol en el periodo comprendido entre las 10 y las 17 horas, usar ropa clara y holgada, sombreros, lentes con protección, ingerir mucha agua y utilizar protector solar con factor mayor de 30.

Publicado

el

Desde la Secretaría de Salud municipal, también remarcaron que los niños y adultos son las personas más vulnerables, por las que hay que tener mayor precaución. Además, se recomienda no practicar ejercicios físicos dentro del margen de horarios antes señalado.

La doctora Fabiana Mosca señaló que “la piel hay que cuidarla desde bebés porque cualquier daño que se provoque cuando uno es chiquito, se verá reflejado en el futuro, sobre todo en lo que respecta a la prevención del cáncer de piel. Por eso, los niños tienen que estar en las sombras, debajo de las sombrillas o de árboles y en lugares frescos; lo mismo sucede con los adultos mayores”.

“Sin embargo, el cuidado de la piel debe ser por parte de todas las personas en general. Las recomendaciones que podemos hacer al respecto, son usar protector solar cuyo factor sea de 30 para arriba y, por más que diga que son resistentes al agua, lo ideal es aplicarlo cada dos horas. Usar anteojos que sean con protección a los rayos UV (Ultra Violeta), porque los lentes generan que se dilate la pupila y eso hace que el sol genere más daño en la retina. También se aconseja utilizar sombrero, ropa holgada y beber mucho líquido”, añadió.

La funcionaria indicó que es necesario recurrir a un médico cuando “las lesiones en la piel presenten bordes irregulares y cambios en la coloración, que sangren o se ulceran, ya que son características compatibles con un melanoma”.

Por su parte, el Dr. Carlos Lombardi, médico pediatra e integrante del equipo de salud municipal manifestó: “Los efectos nocivos del sol son acumulativos a lo largo del año, por lo que hay que tener en cuenta que la exposición demasiado prolongada en un mismo día puede causar irritaciones en la piel que a veces son de grados realmente severos. Si bien para los adultos el factor de protección es de 30, para los chicos siempre recomendamos un poco más, incluso pantalla total para proteger la piel, sobre todo a los lactantes que son muy sensibles a los efectos de la radiación UV”.

En referencia a los “golpes de calor” que son muy frecuentes en esta época del año, Lombardi dijo que “se trata de una situación por la cual una persona que estuvo expuesta al sol y la radiación de forma directa en horarios pico que van desde las 10 de la mañana hasta las 17 horas. En este tiempo, aumenta la sudoración y por lo tanto corremos el riesgo de deshidratarnos o sufrir los síntomas de un golpe como son fiebre, sensación de náuseas, mareos, dolores de cabeza, desmayos y, en casos gravísimos, también pueden generar convulsiones”.

A su vez, el médico hizo algunas recomendaciones para aquellas personas que practican deportes, ya sea de manera profesional o amateur: “Es importante no hacer ejercicio en horarios pico, sino que es mejor hacerlo en la mañana o al caer la tarde que es cuando baja la temperatura y es un horario más accesible. También se recomienda usar gorras y anteojos con protección para este tipo de situaciones, al igual que tratar de ejercitarse en lugares frescos y a la sombra. Pero, por sobre todas las cosas, es imprescindible ingerir mucho líquido no solo después de la actividad física, sino también antes y durante la misma con intervalos de 20 minutos”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas