Seguinos en

Nacionales

Aceites lubricantes para motor: ¿Cuál debo usar?

El motor está compuesto por unas 10 mil piezas, y la gran mayoría sufre un gran desgaste al rozar con agentes externos.

Publicado

el

El aceite lubricante para motor es muy importante porque debe garantizar la refrigeración, controlar el consumo del combustible y evitar distintas fallas mecánicas que pueden generarse con el correr del tiempo.

El motor está compuesto por unas 10 mil piezas, y la gran mayoría sufre un gran desgaste al rozar con agentes externos. El aceite lubricante para motor sirve para proteger a las distintas partes que lo conforman.

El lubricante para autos circula por todas las partes de la mecánica y colabora para quitar el calor que se genera durante su funcionamiento y limpia las impurezas que pueden desprenderse de las piezas. Todos estos residuos quedan en el filtro del sistema de lubricación, que hay que cambiarlo cuando se coloque el aceite nuevo.

¿Cuáles son los tipos de aceite para motor?

En la actualidad, existen tres tipos de aceite para motor que se distinguen según su composición:

Aceite mineral
Se obtiene a través del refinado del petróleo. Suele ser el de menor costo y, en la gran mayoría de los casos, se usa en coches antiguos o que tienen una gran cantidad de kilómetros. Lleva a cabo su función protectora, pero se gasta más rápido que el resto y es necesario cambiarlo con mayor frecuencia.

Aceite sintético
Su elaboración se hace por medio de ciertos procesos químicos y cuenta con la virtud de que se puede utilizar en muchos vehículos. En este caso, su precio es el más elevado, aunque su duración es más amplia y el cambio de aceite lubricante se dilata por más tiempo. Cuenta con una mejor protección, lo que hace que se genere menor gasto de combustible.

Aceite semisintético
Se genera al mezclar aceites minerales con sintéticos. Es más económico que el sintético y brinda protección y durabilidad al motor.

¿Cada cuánto tiempo se realiza el cambio de aceite lubricante?

El hecho de no cambiar el aceite genera que el motor se ponga más sucio. Cuando esto sucede, no se lubrica del modo correcto, aumentando la fricción y la temperatura. Por lo tanto, el motor sufre un mayor desgaste.

El cambio de aceite depende de distintos aspectos, tales como el modelo del vehículo o el modo de conducir de cada persona. Los coches más nuevos están hechos para que cada cambio se haga a los 15000 kilómetros. En los que son más antiguos, tal vez sea necesario hacerlo cada 5000 o 10000 kilómetros.

Para los vehículos que utilizan sintético, es posible realizar el cambio de aceite a los 20000 o 30000 kilómetros.

¿Cuál hay que elegir?
La gran mayoría de los especialistas creen que lo mejor es optar por el aceite que recomienda el fabricante del auto. En caso de que haya uno que tenga los mismos componentes, también se podría utilizar. Sin embargo, no todos sirven para los diferentes tipos de motores.

Los lubricantes que son fabricados para los motores diésel no son iguales a los que se recomiendan para los que utilizan gasolina. Además, no será el mismo para un modelo que tiene un uso normal en comparación de un auto deportivo con mucha más potencia.

No podrá utilizarse un aceite que no corresponda a un vehículo que tenga sistemas descontaminantes.

Una de las recomendaciones más habituales de los expertos en el tema es no mezclar distintos aceites debido a que se pierden sus propiedades.

Tampoco es adecuado usar aceites de baja calidad o tratar de estirar los tiempos para realizar el cambio porque, a medida que transcurre el tiempo, el motor sufrirá mucho desgaste, generando grandes problemas y gastos a futuro.

Con esta información ya estás listo para hacer el próximo cambio de aceite lubricante para el motor de tu vehículo. ¡Animate!

Más Leidas