Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Abdala: “Hay una parte de la sociedad que está perdida”

Aún sensibilizado por el episodio que le tocó vivir el pasado lunes, manifestó que “nunca esperé algo así”, y recordó posteriormente que “lamentablemente este no es el primer caso”.

Publicado

el

Tras la agresión sufrida el pasado lunes por el doctor Diego Abdala, cuando acompañaba el descenso de un paciente al Hospital Interzonal desde una ambulancia, varios fueron los profesionales de la salud que se vieron preocupados por una conducta que hacía al menos un año no se veía, según explicó semanas atrás a este diario una de las directoras adjuntas del HIGA, Cecilia Benedetti.

La escena generó además el repudio de la seccional Junín de Cicop, el ente que nuclea a los médicos hospitalarios bonaerenses.

Abdala, aún sensibilizado por el episodio que le tocó vivir en uno de los accesos al nosocomio, señaló que “nunca esperé algo así”, aunque recordó posteriormente que “lamentablemente no es el primer caso”.

Como médico de la empresa Intermed Abdala había asistido al accidente en el que una persona había perdido de conocimiento. Sin embargo a él particularmente le tocó asistir a un menor de 13 años que se encontraba en buen estado.

“Cuando llegamos los familiares nos empezaron a insultar diciendo que habíamos tardado mucho, sobre todo al paramédico insultaban. En el trayecto al Hospital el chico de 13 años nos cuenta cómo fue el accidente y que la moto en la que venía esquivaba autos en forma de zig-zag. Al llegar al Hospital la gente seguía insultándonos y al preguntarle yo por qué nos insultaban siguieron los improperios”, relató el facultativo.

“El abuelo del nene de 13 años que nos contó cómo había sido el accidente se puso agresivo, me agredió a mí físicamente, cosa que yo no esperaba. Yo no me quedé atrás y seis o siete personas más vinieron a golpearme”, sintetizó.

Abdala dijo asimismo que “hay gente que no se adapta a la sociedad, sabemos que hay personas que no se adecuan a las leyes o a la conducta social de un ser humano. Yo entiendo el dolor de la gente, pero no por eso tienen que romper el Hospital, agredir al personal de salud o  pegarle al médico. A esto hay que darle una solución final cambiando las leyes. Los médicos somos rehenes del sistema de salud pública por los magros sueldos y encima tenemos que lidiar con las familias de los pacientes que intelectualmente no están preparadas para afrontar hechos”. Y se preguntó seguidamente “qué culpa tenemos nosotros, la ambulancia o el Hospital  de que un inconsciente vaya en una moto, sin casco, a alta velocidad, pasando autos y con dos menores arriba. Hay una parte de la sociedad que está perdida, no veo que tenga solución”.

Finalmente, el entrevistado destacó la labor del personal policial, pidió que se prohíba el acceso de familiares de la zona de Guardia y reclamó un cambio integral en el sistema de salud a nivel nacional.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas