A un año, crece la cifra de testigos protegidos por causas de corrupción - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Nacionales

A un año, crece la cifra de testigos protegidos por causas de corrupción

Oscar Centeno, ex chofer del ex funcionario Roberto Baratta, es una de las personas que se encuentra bajo el programa, que desde el 2015 hasta la fecha amplió el abanico de casos vinculados a corrupción y narcotráfico.

Publicado

el

A un año de la difusión de la causa de los cuadernos de las coimas en la obra pública, y gracias a la sanción de la Ley del Arrepentido, aumentó la cantidad de testigos protegidos vinculados a temas de corrupción, informaron autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a cargo de este programa.

Sebastián Garat, jefe de gabinete de la subsecretaría de Política Criminal de la cartera que conduce Germán Garavano, contó a Télam que «Centeno se encuentra bajo el programa, esta relocalizado en una casa segura y con fuertes medidas de seguridad».
«No obstante, no se pueden dar mayores informaciones respecto de las personas ya que están dentro de un convenio de confidencialidad», añadió.

Garat contó además que el programa «se profesionalizó desde que lo tomamos en 2015, fecha en la que en su mayoría los que utilizaban el programa eran testigos que declaraban en causas de delitos de lesa humanidad».

«Luego, gracias a la sanción de la Ley del Arrepentido se amplió a testigos vinculados a otras causas, como las de corrupción y narcotráfico».

«Esto redundó además en que, mientras que en el período que abarcó desde 2013 a 2016 hubo 41 ingresos de personas al programa por año, desde 2016 al 2019, el número aumentó a 153 personas por año, lo que demostró la confianza de la Justicia respecto de esta herramienta».

El programa de protección a testigos es un programa auxiliar de la Justicia que es solicitado por un oficial judicial cuando hay un testigo o un imputado colaborador cuya seguridad entra en riesgo por el aporte de sus declaraciones.

«El juez ordena el ingreso de esta persona al programa y el Ministerio se dedica hacer un análisis de riesgo en cada caso en particular, y se diseña un plan de seguridad, se le asigna un teléfono, una localización y se le da una identidad supuesta, según los casos. También, custodia y una casa segura», explicó Garat.

Más Leidas