Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

A 35 años, ¿cómo se vivió la vuelta a la democracia en Junín?

El 30 de octubre de 1983 fueron ocho los candidatos que compitieron para quedarse al mando de la ciudad.

Publicado

el

Redacción La Verdad

Todo comenzó en julio de 1982, con la Guerra de Malvinas, cuando se empezó a diagramar el fin del Proceso de Reorganización Nacional. Fue en ese momento cuando las fuerzas políticas y sindicales, que ya habían comenzado a salir del letargo antes del conflicto bélico, se lanzaron a la calle con un reclamo de libertad y justicia.

Sin embargo, recién fue el 18 de agosto de 1983, cuando se lanzó la campaña electoral, en medio de una crisis económica y social de las más agudas que se habían conocido. En el caso de nuestra ciudad, eran ocho los candidatos que se presentaban a competir por el cargo de Intendente.
Con todo este clima político como antesala, el 30 de octubre de 1983 se realizaron las elecciones que dieron fin a la Dictadura Militar, marcando un día que quedará para siempre en la historia del país.

Finalmente, en las últimas horas del día de los sufragios, el Proceso de Reorganización Nacional quedaba atrás para siempre, cuando se eligió a Raúl Alfonsín como presidente y a Abel Miguel como intendente de Junín, después de siete años y siete meses de dictadura, marcando el fin de una época oscura que generó cambios en muchos sentidos para la historia de la democracia argentina.

No obstante, en nuestra ciudad fue todo un proceso lleno de actos, campañas, visitas a los barrios, presentaciones de referentes de la política nacional, entre otras acciones de campaña.

Entre las posibles elecciones se encontraban Osvaldo Petraglia, por el partido MID, Orlando Tuso, por el Partido Intransigente, el justicialista José “turco” Ale, Néstor Monasterio, del partido Demócrata Cristiano, Antonio De Narda, por la alianza socialista-demócrata, Ubaldo Chumillo, representando a la Unión Conservadora, Domingo Sioli, del Partido Comunista, y finalmente, Abel Miguel, por la Unión Cívica Radical.

Las campañas de todos los candidatos fueron muy caseras, luego de casi ochos años de muy poca intervención política, a causa de las disposiciones de la Dictadura Militar. Dentro de las distintas posturas, las que se presentaban como grandes candidatas a ganar las elecciones, tanto a nivel nacional como local, eran el justicialismo y el radicalismo, mientras que las otras listas partían desde atrás el día del sufragio.

Por otro lado, el padrón había crecido alrededor del 10%, llegando a los 55.868 inscriptos que estaban habilitados para elegir al gobierno que sucediera la Dictadura Militar más violenta y cruel en la historia de nuestro país. Si bien eran ocho los candidatos a intendente, las listas que podían elegirse eran 16, ya que la mitad no contaba con un representante en nuestra ciudad.

Mientras más se acercaba la fecha, la expectativa iba en aumento en todos los vecinos de Junín, que esperaban que llegara el 30 de octubre para poder elegir representantes, hecho que no sucedía desde 1973.

En cuanto a los candidatos, todos realizaban grandes actos en los distintos barrios de nuestra ciudad, a los que concurrían grandes cantidades de vecinos, ya sea en las sociedades de fomento o en clubes deportivos.

Diario La Verdad retrató día a día las acciones que realizaban los postulantes, así como sus propuestas. Además de realizarles entrevistas para que dijeran cuál era el rumbo que tomaría la ciudad en caso de que lograran conseguir la mayoría de votos.

Finalmente, llegó el 30 de octubre, momento tan ansiado por todos. Estaba en las manos de todos los vecinos elegir a los nuevos representantes. Una mezcla de nervios, alegría y distintas emociones invadían al humor social a horas decisivas de saber el resultado de las elecciones que culminaban con la etapa más oscura de la Argentina.

De los 55.868 inscriptos habilitados en Junín, 48.945 hicieron uso del derecho, de los cuales 1.866 votaron en blanco y 118 fueron anulados, quedando así un total de 46.961 de votos válidos.

El ganador de las elecciones, tanto a nivel nacional, provincial y local, fue la Unión Cívica Radical. Abel Miguel, intendente electo, había cosechado 21.162, seguido por Ale, que consiguió 15.018 adeptos. A su vez, Orlando Tuso, por el Partido Intransigente, se ubicó en la tercera posición con 6.137. Los 4.644 votos restantes estuvieron divididos por los cinco candidatos restantes.

De esta forma, la Unión Cívica Radical logró tener nueve representantes en el Honorable Concejo Deliberante, tres consejeros escolares, además de quedar a cargo del Poder Ejecutivo. El justicialismo se quedó con siete bancas en el concejo y dos concejeros escolares. Mientras que el Partido Intransigente ocupó las dos sillas restantes en el recinto y consiguió sólo un concejero escolar.

En esta línea, el primer Gobierno quedó conformado por Abel Paulino Miguel, en el cargo de intendente municipal; los concejales fueron Héctor Bozzetti, Humberto Heinzen, José Luis Mendizabal, Héctor Giecco, Gustavo Ferrari, Isidoro Feldman, Gustavo Pera, Domingo Ferraiuolo, Abel De Nardi (por el radicalismo), Carlos Vozzi, José Pereira, Eva Ale, Rubén Cartier, Alberto Echesuri, Horacio Tuso, Armando De Miguel (por el justicialismo), Orlando Tuso, Gabriel Castillo (por el Partido Intransigente). En cuanto a los seis concejeros escolares, estos fueron María Telleria, Benjamín Velez, Oscar Peretti (UCR), Héctor Torrus, Mirta Rubini (PJ) y Osvaldo Solares (PI).

MÁS NOTICIAS

Más Leidas