26 de Julio: “Día de los Abuelos”
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Opinión

26 de Julio: “Día de los Abuelos”

Por Cecilia Heron (*)

Publicado

el

Deseo que en este día todas las personas mayores, que son efectivamente “abuelos”, reciban las felicitaciones y muestras de cariño de sus respectivos nietos, claro que también anhelo que a lo largo del año esos mismos nietos, entiendan que no basta con el contacto a través de las redes, que para ustedes, así como para mi, y otras tantas personas de distintos grupos de edad, es importante el acercamiento afectivo, recibir apoyo, en definitiva que ese amor posibilite que se les brinde ayuda en concreto.

Me consta por mis pequeñas hijas, que desempeñar el rol de abuelo implica ser paciente, tener una energía infinita, voluntad para hacer cosas impensables como tirarse al suelo para interpretar a la sirenita, siendo que a veces el cuerpo no acompaña, pero resulta imposible resistirse a las ganas de jugar y de hacer feliz a ese chiquito que los convoca y al cual no quieren decepcionar.

Los abuelos son aquellas personas que hacen que hasta una sopa de cabello de ángel sea algo especial, inigualable, que las tortas fritas o los buñuelos sean los mas o que un montón de objetos aparentemente inútiles o de “escaso valor” puedan ensamblarse para construir un carrito de 4 ruedas. Éstas y otras tantas cosas sencillas pero significativas, nos prueban que debemos prescindir más de aquello que ocurre afuera de nosotros.

Quizás cuando tenga la bendición de ser abuela pueda entender porque los nietos se convierten en la persona favorita de aquellos que fueron padres, quizás en unos años pueda entender porque aquello que a nosotros nos estaba vedado hoy para esos chiquitos resulta posible. Alguna vez con absoluta sencillez una persona mayor me refirió: “… Comparto y disfruto mucho con mis nietos, ya que en mis años de juventud no pude hacer lo propio con mis hijos, supongo que por las obligaciones, mi trabajo, el deber de educarlos y proveerles sustento. Hoy con mis nietos siento que lo único que tengo que hacer es compartir momentos de disfrute y de juego”. Por su parte otra persona me dijo: “los nietos nos llenan de alegría cada día, no te imaginas cuanto los amamos y como se extrañan cuando no los vemos”. Por estas y otras tantas razones, nada les impide a quienes desempeñan el rol de abuelo recibir a sus nietos, ni siquiera si no se encuentran bien de salud, siempre están disponibles para ellos y dispuestos a colaborar con nosotros sus hijos.

Los abuelos son irremplazables, porque para nuestros hijos no son personas comunes, y siendo así, no debiéramos dirigirles buenos gestos, es importantes que sepan que cuentan con nosotros. Esta claro que los adultos mayores precisan intercambiar con otras generaciones, pero nuestros hijos también, no perdamos de vista que ambos pueden decidir por si mismos. Por último, quisiera pedirles, con total humildad, que procuremos inculcar a nuestros hijos que actúen de manera bondadosa no sólo con sus “propios abuelos” si no que ese proceder sea con todas las personas mayores, fundamentalmente atendiendo a su calidad de persona, de ser humano, respetando su derecho a recibir un trato digno, pero también y si estas ideas no resultan suficientes, que consideren que si tienen suerte ellos mismos tendrán una larga vida y se convertirán en personas de edad.

Sólo Dios sabe que es una dicha ser abuelo, pero no olvidemos que también es una dicha ser nieto.

(*) Lic. en Ciencia Política (UBA)
Especialista en Vejez
^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^
También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas