Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Soy

Neuro-rehabilitación: la especialidad subestimada

Publicado

el

La neuro-rehabilitación se entiende como el proceso destinado a reducir la deficiencia, la limitación de la actividad y la restricción de la participación que padecen las personas como consecuencia de una enfermedad neurológica.

Es un área de la medicina que lamentablemente no es jerarquizada en la carrera de pregrado, lo que hace que muchas generaciones de médicos la limiten únicamente al espectro de la kinesiología , concepto totalmente erróneo.

El progreso médico, quirúrgico y diagnóstico ha supuesto un aumento en la esperanza de vida en personas con enfermedades congénitas, daños neurológicos clínicos o derivados de accidentes que en el pasado no habrían sobrevivido a esta situaciones, asimismo se ha incrementado la expectativa de vida en el adulto sano conllevando a la aparición de patologías discapacitantes evidenciadas en este grupo etario.

Gracias a las intervenciones en el campo de la neurorehabilitación hoy es posible la mejora funcional de este grupo de pacientes y su reinserción a la sociedad.

Se han efectuado estudios de validez, efectividad y eficiencia de las modalidades de trabajo en equipo, frente a los trabajos aislados de los distintos profesionales de rehabilitación, y los resultados arrojados indican que el trabajo en equipo proporciona mejores resultados funcionales y de calidad de vida para el paciente, en comparación con el trabajo individual .

De todos los modelos de trabajo en equipo, el más utilizado es el interdisciplinario por ser el más efectivo y eficiente en la actualidad.

Los integrantes del equipo de neurorehabilitación son: Fisiatra, Interconsultores Médicos: Neurólogo, Clínico, Psiquiatra, Kinesiólogo, Terapista Ocupacional, Psicólogo, Neuropsicólogo, Fonoudiólogo, Nutricionista, Enfermero especializado, Asistente social, Musicoterapeuta y Profesor de Educación Física.

En este modelo de trabajo todos los miembros tendrán la oportunidad de opinar y aportar sus conocimientos para contribuir a la mejora física, psicológica y social del paciente a través de la interacción de especialidades en reuniones de trabajo. De esta manera se tiene una visión global del paciente lo que facilita el desarrollo de un plan de tratamiento adaptado a medida de cada caso.

Definitivamente, se vuelve a demostrar que la unión hace a la fuerza. El trabajo de todos los miembros de un equipo coordinado produce muchos más beneficios al paciente ,a la familia, a la sociedad y a los propios profesionales, que la suma de los esfuerzos individuales de cada profesional.

EN JUNIN

Los doctores Orlando Recchia y Marisol Ferrúa son los directores de la Clínica Ineco, institución que cumplió el 28 de agosto su primer año de vida en Junín, ubicada en Mayor López 98. Se trata del único centro Ineco en el país que cuenta con el servicio de internación, además de los tradicionales de rehabilitación.

La oferta de servicios desde la institución es muy amplia. “Tenemos tratamientos de rehabilitación para pacientes ambulatorios, que llegan a la clínica para hacer terapias que necesitan y regresan a sus domicilios, e internados, que cumplen con el proceso dentro de la clínica. Los límites están estipulados por la obra social o las altas se dan cuando se cumplen los objetivos trazados según las secuelas que presentaba”, explicó Recchia.

Además, se trabaja en el ingreso a la institución que puede ser a través de diferentes áreas, y se establece una evaluación médica para armar un tratamiento médico a cumplir por las diferentes áreas.

“El paciente es evaluado tras su ingreso y vamos delineando objetivos para su tratamiento, con reuniones de equipo que hacemos en forma semanal, discutimos y nos ponemos de acuerdo. Se trabaja en forma interdisciplinaria, lo cual significa que todos ejecutamos la misma melodía pero cada uno con su instrumento, lo cual significa que cada uno aporta desde su conocimiento científico”, explicó el profesional.

CON INTERNACIÓN

La doctora Ferrúa agregó que “se trata de una clínica de neuro-rehabilitación, que cuenta con las modalidades ambulatoria e internación. El paciente ingresa, se evalúa, se traza un plan de tratamiento y se va trabajando multidisciplinariamente”.
“Lo importante es que se trata del año de la primera y única clínica de internación que tiene el Grupo Ineco, que se encuentra en marcha desde el 2005 en el país como un centro de excelencia en cuanto a evaluaciones psiquiátricas, cognitivas y conductuales”, detalló. Esta institución cuenta con sedes en Caballito, Temperley, Rosario, Junín y Cites, siendo la juninense la única con internación.

Según contó la subdirectora de Ineco Junín, “si bien era una clínica de neuro-rehabilitación, lo que se hizo fue trabajar en la capacitación del personal sobre los lineamientos de Ineco. Una de las características que pregona el Grupo Ineco es la calidad de atención, en el diagnóstico y tratamiento. Y eso se está cumpliendo desde el inicio a través de capacitaciones que reciben los profesionales. En un momento fueron intensivas, de forma semanal, y ahora son quincenales y hay también virtuales. Estamos capacitándonos con supervisión desde Ineco central”.

LABORATORIO DE MEMORIA

En cuanto a lo que viene, la doctora Marisol Ferrúa resaltó que “la idea ahora es construir para ampliar las instalaciones e instalar el laboratorio de Memoria, que replican los Ineco originales. Acá empezamos al revés, que fue con neuro-rehabilitación, que era en lo que más experiencia teníamos”.

“En esta área se reciben los pacientes con esta queja cognitiva, que puede evolucionar o no en una demencia”, explicó.
El doctor Recchia agregó que “las patologías que recibimos son: los pacientes secuelados de un trastorno neurológico, como traumatismo de cráneo, accidente cerebro-vascular, esclerosis múltiple, Parkinson, mielitis trasversa, algunos pacientes epilépticos. Y también recibimos secuelas traumatológicas, como un paciente que se opera con reemplazo de cadera por ejemplo y viene a hacer su rehabilitación”.

La clínica tiene 50 camas para internación “y en este momento estamos completos, y estamos aumentando los casos ambulatorios, para lo cual aprovechamos la experiencia profesional de Buenos Aires para irnos consolidando en este crecimiento”, explicaron los médicos.

COORDINACIÓN

“Una de las cosas que tenemos en carpeta, que fue un objetivo fundamental, es la coordinación clínica permanente. Porque se trata de pacientes crónicos que siempre tienen una intercurrencia. Por ejemplo un paciente postrado, que más allá de los cuidados, puede escararse. Así que tenemos el Comité de escaras, que interactúa con el clínico y se extreman las medidas de prevención”, contó la doctora Ferrúa.

En este marco, en la clínica “tenemos cuatro coordinadores clínicos, con el objetivo de prevenir la ocurrencia de situaciones derivadas”.

“Para casos de complejidad o la realización de diagnósticos más importantes, nosotros no tenemos la aparatología necesaria así que debemos derivarlos a otros centros de internación. Eso lo tratamos en coordinación de clínicas”, agregó.

Los médicos responsables contaron también que “se trabaja con las obras sociales, las más importantes son IOMA y PAMI. Pero también lo hacemos a través de presupuestos con entidades sin convenio según el módulo de complejidad del paciente, y muchas veces la obra social lo acepta”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas