Miércoles 11 de octubre de 2017, 09:06

Una escuela rural de Villegas cumplió un año aislada por las inundaciones

Una escuela rural ubicada en el partido de General Villegas, al noroeste bonaerense, cumplió un año aislada por las inundaciones, y desde entonces sus alumnos van a clases a otros establecimientos.

Se trata de la escuela primaria Nº 26 "Constancio C. Vigil" ubicada a 21 kilómetros en la pequeña localidad de Emilio V. Bunge. Desde octubre pasado, el establecimiento continúa con sus cuatro accesos tapados.

“Cuando los chicos no pudieron llegar más a la escuela utilizamos el correo pedagógico, es decir mandábamos la tarea con los camiones que sacaban la leche de los tambos, pero este año directamente las clases no empezaron en esa escuela, nos dieron unos salones en la planta alta de la número 12 de Bunge, donde antes funcionaba la casa del director, y ahí damos clases", contó Susana Nievas, la directora del establecimiento en declaraciones al diario El Día.

Es que en la práctica, las estrategias que se despliegan para que los chicos no pierdan contenidos curriculares son varias. Desde el envío de contenido, preguntas y respuestas por WhatsApp –cuando hay Internet en los campos– hasta las clases por Skype. Como informó DIB oportunamente, este último caso se dio en mayo pasado en otra escuela del partido, cuando dos profesoras de la Escuela Secundaria Nº 3 de Coronel Charlone recurrieron a esa herramienta al no poder llegar al establecimiento.

Nievas también lamentó que las inundaciones afectaron la actividad agrícola y tambera de Bunge, y junto con el cierre de varios tambos se fueron del pueblo muchas familias cuyos niños iban a la escuela 26. “Sólo quedó un tambo, y de los 21 alumnos que tenía solo 13 siguen concurriendo a clases”, detalló.

Cabe destacar que un informe del INTA reveló que en General Villegas en los últimos dos años cerró el 40% de los tambos, a raíz de la grave situación hídrica que afecta al distrito del oeste de la provincia. El relevamiento sostiene que de los 143 establecimientos registrados en 2015 solo quedan hoy 85, ya que 58 fueron cerrados a raíz de problemas vinculados a los excesos hídricos que sufre la zona desde hace varios años.

En tanto, la escuela 26 continúa cerrada, aunque desde hace unos meses la cuida un vecino, Fermín Pérez, de 80 años, quien vivía enfrente y pese a que el agua ingresó a su vivienda no quiso abandonar la zona por sus animales.

Cabe recordar que la crisis hídrica de General Villegas es una de las más alarmantes de la Provincia, debido a que las complicaciones comenzaron hace ya 20 meses. Incluso, un reciente informe de Carbap señaló que con las lluvias de septiembre se agravó la situación en ese partido, donde se sumaron casi 24 mil hectáreas más bajo agua, lo que incrementó el porcentaje inundado del 25% al 29%