Martes 31 de octubre de 2017, 08:32

Pergamino: Piden penas a policías involucrados en el caso de la familia Pomar

En los alegatos del juicio oral y público por la responsabilidad o no de jefes policiales en la falsificación de los rastrillajes para dar con los integrantes de la familia Pomar accidentada cuando venían de viaje desde el Gran Buenos Aires a Pergamino, el 14 de noviembre de 2009.

El abogado de María Cristina Robert (madre, suegra y abuela de los cuatro integrantes de la familia fallecidos), Aquilino Giacomelli, requirió al juez Carlos Picco la condena por el delito de falsedad ideológica de documento público y que establezca una pena de prisión, de cumplimiento efectivo, de cuatro años para el ex jefe de la Policía Distrital de Salto, Daniel Fabían Arruvito; tres años y medio de cárcel para otro integrante de la brigada policial rural de Salto, Benito Faustino Barcos y dos años de prisión, de cumplimiento en suspenso, para el jefe del Destacamento Gahan, Luis Ángel Quiroga, en los alegatos que se leyeron este viernes a la tarde en el Juzgado Correccional Nº 2.
El fiscal Guillermo Villalba pidió un año y medio de prisión de cumplimiento en suspenso para Arruvito y Barcos, por el mismo delito de falsedad ideológica de documento público, y la absolución de Quiroga.

Los abogados Gustavo Arabia (Arruvito); José Raimundo (Benito Faustino Barcos) y María Isabel Borloqui (Quiroga) pidieron la absolución de los ex uniformados.


A lo largo de las tres intensas jornadas de debate oral y público comparecieron el noventa por ciento de los testigos, se expusieron los elementos de prueba de la acusación y de la defensa ante el juez Picco y la secretaria del Juzgado Correccional 2, Marcela Fernández.
Durante todas las jornadas del juicio en la sala estuvo junto al fiscal Villalba y el abogado Giacomelli, la más interesada que se haga Justicia en el episodio que conmocionó a la opinión pública nacional, Maria Cristina Robert, madre de Gabriela Viagran, abuela de las dos niñas y suegra de Fernando Pomar.

En la acusación el fiscal Villalba expresó que en el supuesto caso que estos rastrillajes se hubieran realizado en forma correcta se tendría que haber hallado a la familia desaparecida y al vehículo. La Fiscalía les endilga a estos últimos uniformados la inoperancia y negligencia al realizar la tarea por consignar en las actas detalles que no concuerdan con la realidad de los hechos. Aunque aclaran que la mayor responsabilidad en la supervisión de estos trabajos recaía por el superior de estos policías subalternos: el ex Jefe Distrital de Salto.

El próximo viernes al mediodía la secretaria del Juzgado Correccional Nº 2, Marcela Fernández, leerá el veredicto sobre la responsabilidad o no en el delito que les endilgan.

El caso de los integrantes de esta familia integrda por Fernando Pomar (40); Gabriela Viagran (36) y las dos hijas Candelaria (6) y María del Pilar (3) conmocionó a todo el país y toda la opinión pública estuvo en vilo desde su partida de José Mármol a Pergamino, el 14 de noviembre de 2009 y su descubrimiento, el 8 de diciembre.