Sábado 5 de agosto de 2017, 07:05

Nuevos operativos por aire, agua y tierra para hallar a la avioneta

La búsqueda de la avioneta que desapareció hace once días con tres personas a bordo tras partir del aeródromo de San Fernando rumbo a Formosa prosiguió hoy con nuevos operativos con aviones y drones, y rastrillajes por agua y tierra.

La Administración Nacional de Aviación Nacional (ANAC), a cargo de las operaciones, informó ayer que continuó la búsqueda de la aeronave Mitsubishi matrícula LV-MCV con “todos los elementos a disposición” y precisó que las tareas se centraron en la zona de Escobar y Zárate.

“No hay indicios hasta el momento que permitan establecer qué pasó con el avión perdido”, dijeron a DyN fuentes del organismo.

La ANAC detalló en un comunicado que doce aeronaves, entre civiles y oficiales, y diez drones, sobrevolaron durante la jornada las “zonas definidas por el Centro de Operaciones de Búsqueda”.

En ese sentido, destacó que la utilización de drones equipados con sensores térmicos e infrarrojos permite “efectuar un peinado mucho más profundo y específico” de las zonas en las que se cree que pudo caer la avioneta.

Asimismo, reportó que veinte embarcaciones oficiales continuaron hoy con los rastrillajes por agua, y que el operativo por tierra se desarrolló con patrullas de la Gendarmería Nacional y la Prefectura Naval.

Según la ANAC, desde la desaparición de la aeronave el 24 de julio se recorrieron 240.000 kilómetros cuadrados en vuelos de rastrillaje y más de 16.000 kilómetros cuadrados por agua.

Ayer, Ignacio Aristi, dueño de la aeronave y padre del único pasajero a bordo, dijo que confía en que su hijo, el piloto y el copiloto estén vivos.

“Nosotros creemos que están vivos”, sostuvo en una entrevista concedida al canal TN, y agregó: “No tenemos nada, ningún indicio”.

La avioneta perdida, perteneciente a la empresa agropecuaria Aibal S.A, estaba al mando de los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega, ambos oriundos de la ciudad bonaerense de Lincoln, y el único pasajero a bordo consignado en el reporte es Matías Aristi, hijo del dueño de la compañía agraria.