Miércoles 10 de mayo de 2017, 06:52

Los pobladores de Villegas se movilizan para exigir que “saquen el agua”

Habitantes del partido bonaerense de General Villegas, inundado desde hace casi 16 meses, se movilizaron hasta la ruta para reclamar a las autoridades provinciales medidas que favorezcan el escurrimiento del agua, y advirtieron que de no hacerse lugar a los pedidos serán ellos mismos los que abrirán brechas para aumentar el drenaje.

La concentración se realizó en el cruce de las rutas 33 y 188, donde vecinos, concejales y entidades ruralistas, del transporte de cargas, de la industria y el comercio, exigieron obras que permitan desagotar las aguas que inundan el 80 por ciento de las 725.000 hectáreas de ese partido, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires.

De la convocatoria que se realizó bajo la consigna “Saquen el agua” participó también el intendente local, Eduardo Campana (Cambiemos), quien explicó que espera que “haya una resolución favorable (agrandar las brechas) para tener un alivio”.

“Estamos a la espera de una resolución del gobierno provincial que nos descomprima” dijo Campana respecto a la convocatoria, al tiempo que aseguró “tenemos las defensas de forma muy precaria que nos obliga a mantener el alerta”.

“General Villegas tiene un pueblo muy maduro, paciente y muy cauto y acompaña esa posición de consenso”, dijo el jefe comunal, quien aseguró que “tal como dijo la gobernadora Vidal, las acciones tienen que ser institucionalizadas y organizadas”.

En este marco, el subsecretario de Hidráulica bonaerense, Rodrigo Silvosa, se reunió ayer también con los intendentes de Rivadavia, Javier Reynoso; de Trenque Lauquen, Miguel Fernández, y el secretario de gobierno de Carlos Tejedor, distritos que podrían verse afectados si se drena con mayor fluidez el agua.

El funcionario admitió que van a “revisar la localidad y en función de eso tomaremos una decisión”, y deslizó la posibilidad de agrandar algunas de las tres alcantarillas abiertas para el paso del agua.

“Es probable que ampliemos alguna alcantarilla, pero tomaremos recaudos zona abajo. Entendemos la necesidad, pero insisto en que la prioridad es el casco urbano”, sostuvo.

En tanto, la Sociedad Rural de General Villegas exigió que “se realicen las obras necesarias porque acá está el pueblo movilizado esperando una solución”, según explicó su titular, Pierre Courreges.

Desde el año pasado, la cantidad de lluvia caída en Villegas duplicó el promedio para la zona y además recibe excedentes hídricos de las provincias vecinas de La Pampa y Córdoba.

Esta situación causó pérdidas de cosechas, dos campañas de siembra sin hacer, el cierre de numerosos tambos que se inundaron y también, desde hace meses, el aislamiento de los pueblos de Santa Eleodora, Villa Saboya y Santa Regina.