Domingo 10 de septiembre de 2017, 00:53

Invertirán u$s 1.100 millones para terminar la obra de la cuenca del Río Salado

El próximo miércoles 20, el gobierno bonaerense inaugurará el primer tramo de la fase final de las obras en la Cuenca del Río Salado para fortalecer la protección contra las inundaciones. Estas obras comenzarán con una inversión inicial de $ 1600 millones, fondos destinados por Nación, pero continuará con otras dos etapas, que empezarán el año próximo, y que demandará una inversión global de U$S 1100 millones, la mayoría proveniente de financiamiento externo.

La expectativa del ejecutivo provincial es terminar toda la obra entre 2021 y 2022. Sin embargo, el tramo de 37 kilómetros que unirá la laguna de Las Flores y Lobos y que comenzará este mes, se terminará en 2019.

 

Plan Maestro. El denominado Plan Maestro comprende la ampliación en la etapa 4 del cauce del Salado a lo largo de 200 kilómetros, en los partidos de Bragado, Alberti, Chivilcoy, 25 de Mayo, Navarro, Roque Pérez, Lobos y San Miguel del Monte. En 2018 dará comienzo la segunda parte de esta obra, entre Lobos y Roque Pérez, que se extenderá hasta 2021 y demandará un desembolso de U$S 250 millones, que ya fue otorgado por el Banco Mundial a través de un crédito.

El tramo final es el más complejo, por recorrido y por la erogación de fondos que implica: 135 kilómetros y U$S 750 millones, que buscarán conseguir con financiamiento externo motorizado tanto desde Provincia como de Nación. El año que viene, aseguran, lo lograrán, para poder encarar la última etapa, que prevé una culminación estimada para dentro de cuatro o cinco años.

"La Provincia no tenía la plata suficiente para afrontar semejante obra", detallan fuentes oficiales, que recuerdan que los trabajos en la Cuenca del Salado debieron haberse terminado en 2011 por el gobierno provincial anterior. En el gobierno bonaerense admiten que, aun con las obras en marcha, "seguirá habiendo inundaciones" hasta que se complete todo el trabajo.

En el gobierno destacan la compra de 60.000 colchones, numerosos botes y un acuerdo firmado con Defensa Civil para recibir asistencia total frente a emergencias hídricas. Y manifestaron que de las 263 obras proyectadas en la Provincia, 199 se están haciendo y las restantes 124 ya se terminaron.

 

General Villegas. En la ciudad de General Villegas se están llevando a cabo una serie de obras hídricas destinadas a evitar las inundaciones.

Desde Provincia indicaron que “las obras se están haciendo y eso es lo que lleva tranquilidad a la gente. Estamos avanzando en un terraplén definitivo que no sólo le va a llevar tranquilidad a la ciudad: estamos haciendo lo mismo en otras pequeñas localidades. Hoy tenemos 53 obras planificadas, once que ya están terminadas que tienen que ver con hidráulica y 22 como ésta en distintos lugares del noroeste de la Provincia que fue tan afectado por la lluvia”.

En los últimos 20 meses, el agua afectó casi el 80% de las 725.000 hectáreas que posee el distrito, destruyó la extensa red vial de caminos rurales y obligó al cierre de más de una veintena de tambos. además de ocasionar pérdidas agroganaderas valuadas en $ 5000 millones.

 

Obras aguas abajo. Funcionarios del gabinete municipal se reunieron con el subsecretario de Infraestructura Hidráulica bonaerense, Rodrigo Silvosa; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartua.

El arquitecto Marcelo Balestrasse es el subsecretario de Obras Públicas y participó de la reunión, expresando que “el eje fundamental de la reunión fue las obras en la cuenca del Río Salado, que tienen que hacerse aguas abajo. Estas obras no tienen relación directa con Junín, pero si atañen a la zona de Bragado, Pehuajó, Trenque Lauquen y Bolívar. También se hablaron de otras obras menores, que son estructurales, y ayudarán a reordenar el manejo de las aguas”.

“Estos proyectos de las obras hídricas no son de ahora, vienen desde hace años, pero estaban congelados por la administración anterior. Cuando asume el nuevo gobierno, y antes de que sucediera con las inundaciones en nuestra zona, este tema volvió a ponerse en agenda y se planteó como una meta. El gobierno nacional financia las obras, pero es la Provincia quien ejecuta las licitaciones para la obra inconclusa del Plan Maestro. Algunas de estas grandes obras ya están adjudicadas por más de 1.500 millones de dólares, que llegan hasta Roque Pérez. Hay otra lista para largar a licitación, que llega hasta Bragado, por 700 millones de dólares. Estas obras están listas para empezar y sólo se están retrasando por la gran cantidad de agua que hay en la zona, por lo cual hay que esperar hasta la época de sequía, porque se utilizan retroexcavadoras y dragas que trabajan con poco agua. Una vez comenzadas, durarán alrededor de tres años y permitirán que el agua se maneje en forma ordenada y esté la menor cantidad posible de tiempo en los campos”, apuntó Balestrasse.