Martes 19 de septiembre de 2017, 08:08

Interdictaron más de 5.000  toneladas de soja en Pergamino

El Ministerio de Agroindustria, a través de la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario (SUCCA), realizó inspecciones en un molino de trigo en San francisco, Córdoba, y en una cerealera de Pergamino.

En Pergamino, inspectores del área metropolitana de la SUCCA realizaron una inspección en una Empresa Procesadora de Granos, que si bien cuenta con habilitación para realizar tareas de proceso e industrialización, no posee la habilitación para la compra/venta de granos. Realizaba esta operatoria sin la debida autorización y consecuentemente sin informar dichas operaciones.
Por lo que, como resultado del operativo, quedaron bajo interdicción más 5.000 toneladas de soja, a la espera del descargo correspondiente, para que el operador justifique origen y procedencia de la mercadería.
Dado que la Disposición 5-E/2017 suspende por 180 días la matriculación de nuevos molinos de harina de trigo, y con el propósito de utilizar su vigencia para normalizar el funcionamiento de la cadena comercial, continúan los trabajos que impidan la comercialización marginal y el de propiciar y mejorar la transparencia del mercado de granos.

Personal de la agencia Córdoba de la SUCCA, tras varios meses de realizar tareas de análisis documental de un molino harinero cordobés, comprobó que la planta industrial había cedido su matrícula en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) a un tercero.

Desde hacía un año industrializaban trigo con la matrícula de otra empresa, no contando con la documentación correspondiente del cereal ingresado y comercializando las harinas con la marca del operador inscripto. El operativo se realizó en forma conjunta con la Policía Fiscal de la provincia y derivó en la clausura del establecimiento.
Estas acciones se llevaron a cabo en marco al objetivo de Gobierno de normalizar el funcionamiento de las cadenas y mejorar la competencia entre los operadores del rubro.