Viernes 10 de febrero de 2017, 08:30

Falleció un nene de 8 años oriundo de Arenales y trasladado a Buenos Aires

Un menor de 8 años, vecino de General Arenales, falleció ayer por una meningoencefalítis amebiana, enfermedad que raramente se presenta y resulta letal.

De acuerdo a lo que se conoce hasta el momento, el menor, identificado como José Pedernera, había sido asistido el domingo pasado en el Hospital Municipal Ignacio Pirovano de la vecina localidad e inicialmente derivado a la Clínica La Pequeña Familia, de Junín.

Dada la gravedad del cuadro y el diagnóstico de los profesionales, fue trasladado al Hospital Militar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde falleció ayer.

 Se presume que adquirió tal patología al haberse sumergido en aguas de una laguna, lo que ha motivado gran preocupación en la ciudad de General Arenales, al punto que  desde la Dirección de Salud dependiente la Municipalidad arenalense, emitieron un comunicado en las últimas horas.

En el mismo señalan que "ante el fatal acontecimiento de conocimiento público que involucra el fallecimiento de un menor por un cuadro de Meningitis Amebiana, la Secretaria de Salud conjuntamente con el área de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia informamos que el diagnóstico definitivo fue Meningoencefalitis Amebiana Primaria (MAP)”.

Un punto central del informe es que “probablemente (fue) adquirido por inmersión en espejos de aguas contaminadas (lagunas cerradas y con temperaturas de agua superiores a 20°)”.

A medida que la población fue tomando conocimiento de los hechos, se fue generando una profunda preocupación y por ello, desde el municipio aclararon que “el cuadro no representa riesgo a la población, en tanto no se transmite de persona a persona, ni por ingesta de agua o alimentos. El parásito amebiano sólo ingresa al organismo a través de la vía nerviosa nasal u olfatoria y desde allí alcanza al sistema nervioso central”.

Por lo expuesto, recomiendan a la población, “que las actividades lúdicas acuáticas y baños recreativos, sean sólo realizados en natatorios con agua clorada, con mantenimiento adecuado y controles periódicos."

 

Meningoencefalitis por ameba. Consultados profesionales de la salud destacaron que los síntomas característicos de una meningoencefalitis amebiana, son distorsión del olfato; al crecer la incapacidad para olerse deja de percibir el sabor de los alimentos.

La evolución es muy rápida y llegan síntomas cerebrales que incluyen dolor de cabeza, náuseas, rigidez muscular en el cuello, entre otros.

Destacaron los médicos consultados que la infección reproduce en especial durante los meses de verano, y los pacientes suelen tener antecedentes de exposición a agua estancada, aspecto que se presume, sucedió en el caso de José Pedernera, quien días atrás se habría bañado en la Laguna Mar Chiquita próxima a la localidad de Vedia.

La explicación aportada por la Municipalidad de General Arenales respecto de los lugares donde es conveniente disfrutar en días calurosos, responde a que es sencillo eliminar la ameba mediante la cloración del agua.

Cabe destacar que debido a la escasa cantidad de casos que se conocen en el mundo, es difícil llegar a un diagnóstico médico y se complica aún más debido a que la evolución es muy rápida.

 

Primeros datos de 1965. Los primeros casos que se conocen de la meningoencefalitis amebiana fueron documentados por primera vez en Australia en 1965. En 1966 se reportaron cuatro casos en los Estados Unidos y recién dos años después fue encontrado el organismo causante Entre los años 2003 y 2012 se notificaron 31 casos en Estados Unidos.