Miércoles 10 de mayo de 2017, 23:28

El intendente Aiola cuestionó al ministro Triaca

Tras la suspensión de la Fiesta del Maíz 2017 en Chacabuco luego de que la empresa Ingredion despidiera a decenas de trabajadores, el intendente local Víctor Aiola, aseguró que "la pérdida de trabajo generó un impacto importante en la ciudad" y un "golpe emocional en los cesanteados".

"Acá no tenemos nada que festejar. Tenemos familias de nuestra ciudad que están viviendo una situación muy difícil", sostuvo Aiola al analizar la situación que se generó en esa localidad bonaerense tras los despidos que produjo semanas atrás la multinacional. “El problema no es sólo la pérdida de trabajo sino el impacto emocional y los problemas de los hijos en la escuela. Por este impacto emocional suspendimos la Fiesta del Maíz”, señaló.

"La empresa produjo despidos en Chacabuco y generó un impacto importante en la ciudad. Es una compañía que tenía 400 empleos directos y 1000 indirectos", detalló el intendente de Cambiemos en declaraciones a Radio 10. En ese sentido, explicó que "por el impacto emocional", suspendieron la fiesta "hasta que se pueda producir la reinserción de los empleados despedidos".

Para Aiola, "los empresarios están envalentonados para despedir, por la política del Gobierno". Asimismo, cuestionó al Ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, por considerar que "no está con los trabajadores". "Siempre la variable de ajuste es el trabajador y eso nos da bronca. Pondría restricciones más duras para los empresarios que despiden", concluyó.

El pasado 2 de marzo, Ingredion -con plantas distribuidas en 60 países, dos de ellas en Argentina, en Baradero y Chacabuco- presentó un plan Preventivo de Crisis ante el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires. Por el momento ya hubo 50 despidos y 50 trabajadores con despido voluntario en Chacabuco, aunque no se descarta que esa cifra siga creciendo.