Martes 11 de julio de 2017, 07:17

Daños y pérdidas totales en un taller de motores de kartings

Tras el voraz incendio en un taller mecánico donde se preparaban motores de kartings de competición, situado en calle Echeverría casi Compairé, y que luego se extendiera a una vivienda lindera, se conocieron más detalles del mismo a través del testimonio del Jefe del Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios de 9 de Julio, Comandante General Néstor Márquez.

 El responsable de los efectivos de Bomberos indicó que al recibirse el llamado de alerta, la comunicación se cortó en el momento de la confirmación de la llamada, por lo que se dio aviso a la Policía para que constara el siniestro, con lo que minutos después la primera autobomba y un cisterna concurrieron al lugar.

  “Según pudimos establecer, el siniestro se habría registrado en momentos en que uno de los propietarios trabajaba en el banco de pruebas de los motores, propagándose las llamas de manera inmediata por el tipo de combustible utilizado”, señaló Márquez.

 En tanto, respecto del ataque al foco ígneo, indicó que primeramente se trabajó para evitar la propagación del fuego a viviendas y galpones linderos y lamentó que pese al esfuerzo “toda una vida de trabajo de una familia se esfuma en apenas un par de minutos, ya que la destrucción del taller fue total, incluso en unos cincuenta motores y aproximadamente 15 kartings armados, mientras que en el inmueble lindero, la acción del hollín también provocó daños en la mampostería y el mobiliario”.

  “La temperatura alcanzada fue muy alta y esto hizo que se desplomara el techo, en tanto que posteriormente, aproximadamente a las 5,15 de la madrugada se nos dio un nuevo aviso al observarse que un sector del baño se encontraba humeando, lo que fue rápidamente controlado”, agregó nuestro interlocutor.