Martes 10 de octubre de 2017, 07:56

Trenque Lauquen: se rompió una defensa y un pueblo quedó casi aislado

Ayer, raíz de la rotura de un tapón que se había construido para aliviar la situación de Girodías, el camino alternativo que une a dicha localidad con Salazar amaneció inundado y eso generó temor en los vecinos, que la semana pasada tuvieron que atravesar por una situación similar cuando la rotura de otro tapón, el de La Unión, ubicado en el límite con Daireaux, provocó el ingreso de agua a las calles del pueblo.


Vale recordar que a causa de la situación hídrica que se vive en toda la región el camino real que une Girodías y Salazar se había tornado intransitable, motivo por el cual se había adoptado una vía alternativa en el lugar. Sin embargo la delegada de Girodías, Mirta Folco, informó que en esta oportunidad el pueblo no corre riesgo y agregó que el intendente Miguel Fernández y el director de Caminos Rurales, Alberto Rodríguez Mera, recorrieron ayer el sector afectado y se comprometieron a realizar los trabajos correspondientes a primera hora de ayer.

 

Un nuevo susto. La semana pasada la rotura de un tapón ubicado en la zona de La Unión provocó que el agua ingresara a las calles de la localidad de Girodías, algo que preocupó mucho a los vecinos. Pero la Dirección de Hidráulica realizó tareas de mantenimiento en un canal que aliviaron al pueblo, aunque en la madrugada del domingo se desbordó otro tapón y se inundó el camino alternativo que une a Girodías con Salazar.


Y la situación se complica aún más si se tiene en cuenta que el Camino Real también se encuentra intransitable a raíz de los excesos hídricos.
Mas allá de ello, Mirta Folco aseguró “que el pueblo se encuentra a salvo ya que sólo se vio afectado un camino paralelo y con el desborde de este nuevo tapón, el agua del canal utilizado como desagote fue a parar allí”.

 

Panorama. Cabe remarcar que las lluvias de septiembre agravaron la crisis que atraviesa la provincia de Buenos Aires desde hace ya varios meses, donde hay unas 700 mil nuevas hectáreas inundadas según un reciente informe de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Provincia de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP).


De acuerdo al mencionado documento, las hectáreas inundadas en la provincia son un total de 5.481.180, casi 725 mil más que las relevadas en agosto pasado, cuando la superficie anegada era de 4.756.487. Además hay algunas zonas que tuvieron una leve mejora, tales son los casos de algunos distritos de la cuenca baja del salado, y otros, más hacia el centro y oeste, con una clara desmejora en la situación.


Y en la Cuarta Sección, la situación varía según el distrito. Así, los municipios con mayor porcentaje de hectáreas inundadas son Carlos Tejedor (31%), Carlos Casares (30%), Hipólito Yrigoyen (28%), Lincoln (26%), General Pinto (23%), General Viamonte (23%), Pehuajó (21%), Rivadavia (21%), Trenque Lauquen (21%), Junín (18%), Leandro N. Alem (17%), Bragado (15%), General Arenales (10%), Alberti (10%) y Chacabuco (5%).


Sólo el porcentaje de zonas afectadas bajó en Rivadavia y Trenque Lauquen; se mantuvo en Chacabuco y Junín; y se incrementó en los restantes distritos mencionados.


Y según los datos relevados, en nuestro distrito en la semana del 15 al 22 de agosto, el porcentaje de afectación por la situación hídrica era del 24 por ciento, lo que traducido a hectáreas daría una cifra de 129.733. Mientras que del 17 al 22 de septiembre el porcentaje de superficie afectada se redujo al 21%, con un total de 113.000 hectáreas afectadas, 16.441 menos que en agosto.