Martes 10 de enero de 2017, 06:11

Organismos públicos provinciales y municipios deberán pagar sueldos a través del Bapro

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, promulgó  la ley que obliga a los organismos públicos provinciales y los municipios a pagar los haberes de su personal a través de cuentas sueldo en el Banco Provincia de Buenos Aires (Bapro).

La iniciativa, presentada por el senador del Bloque Peronista Patricio García y sancionada a fines de noviembre, determina que "todos los organismos públicos, autárquicos y descentralizados de la Provincia, incluidos los establecimientos educativos privados subvencionados, los municipios y sus organismos descentralizados, deberán implementar el pago de haberes al personal mediante el Bapro, a través de apertura de Cuentas Sueldo para cada uno de los agentes en dicha entidad bancaria pública".

Ello va a contramano de una decisión del Banco Central que autoriza a los trabajadores la apertura de cuentas sueldos en cualquier entidad bancaria, sin intervención del empleador.

El legislador consideró que "esto puede perjudicar a la entidad bancaria estatal, y por ende a la Provincia y sus trabajadores, beneficiando a la banca privada", y analizó que "la masa salarial es un genuino fondeo del Bapro, que promociona con ello la actividad productiva provincial".

El Bapro es la más importante institución financiera provincial, agente financiero de la Provincia y tesorería de las Municipalidades, con sucursales que cubren todo el territorio provincial, inclusive en localidades de menos de 1.000 habitantes.

La institución tiene la obligación legal de asistir a los Municipios con adelantos y préstamos, asistir a productores agropecuarios declarados en emergencia o desastre, y a los habitantes que sufren catástrofes por fenómenos climáticos.

En ese sentido, el senador García explicó "no es la intención perjudicar a otras entidades, sino que se trata de una razonable limitación que atiende a la naturaleza de banca social del Bapro", y dijo que la ley "se basa en las facultades provinciales que surgen del Pacto de San José de Flores de 1859, instrumento reconocido constitucionalmente al momento de la incorporación de la Provincia de Buenos Aires al resto de la Confederación Argentina".