Miércoles 6 de diciembre de 2017, 08:03

Intendentes oficialistas recortan en cargos políticos

Ante situaciones financieras apremiantes y con el objetivo de ahorrar, distritos oficialistas comenzaron a sumarse a la iniciativa impulsada por la gobernadora María Eugenia Vidal de avanzar con recortes en el “gasto político”. Las decisiones incluyen la quita de cargos y la fusión de dependencias.

Hace menos de una semana la mandataria bonaerense anunció que en 2018 la Provincia ahorrará unos 3.100 millones de pesos correspondientes a 221 cargos que se eliminarían de la estructura del Ejecutivo, más la reducción a la que accedió la Legislatura.

Con ese impulso, aprovechando el balance de mitad de gestión y las asunciones en los concejos deliberantes, algunos jefes comunales comenzaron a avanzar sobre las estructuras municipales a la hora de realizar cambios en sus gabinetes.    

 

En Bahía. Ayer el intendente oficialista de Bahía Blanca, Héctor Gay, se sumó al plan de “austeridad” y anunció la quita de al menos 10 cargos políticos de los 89 que tiene la Comuna, entre la eliminación de secretarías y la fusión de áreas.

“Buscamos cambios para seguir creciendo, para optimizar la gestión, para alcanzar una mayor celeridad y eficiencia en la administración pública”, señaló el jefe comunal sobre las modificaciones. 

 

En Berisso. Al caso bahisense se suma al también confirmado esta semana en Berisso por el intendente radical Jorge Nedela, quien anunció la eliminación de una docena de puestos intermedios y avanzaría sobre otros tantos para ahorrar 12 millones de pesos al año.

Nedela también anunció un achique en el pago de horas extras al personal. “Más allá de las correcciones en los gastos, las medidas no afectarán los puestos laborales del personal de la planta municipal”, aseguró.

 

La Plata. Otro de los intendentes de Cambiemos que ya anunció su adhesión al plan de “austeridad” fue Julio Garro, de La Plata, quien aseguró que durante 2018 gastará 67 millones de pesos menos y los cargos políticos municipales pasarán de 200 a 140.

Garro también aseguró que esta reducción “no afectará la estabilidad laboral de los empleados”, aunque reconoció que habrá “cambios y reasignaciones en algunas oficinas, así como fusiones de áreas”.

 

Mar del Plata. En la misma línea, si bien no dio detalles al respecto, se mostró el mandatario de Mar del Plata, Carlos Arroyo, al advertir que “trataremos es optimizar el rendimiento laboral o reducir alguna dependencia prescindible”. “No voy a cerrar escuelas ni salas de salud, todo eso va a continuar en absoluto”, aclaró.

 

El resto. Asimismo anunciarán cambios en su gabinete Junín (gobernado por el oficialista Pablo Petrecca), en donde se disolvería la secretaría de Gestión y Modernización, y Chivilcoy (a cargo del massista Guillermo Britos). Allí, según publicó el diario local La Razón, el actual secretario de Seguridad, Carlos Alberto Perillo, mantendría su cargo y haría también de jefe de Gabinete por “el mismo sueldo”. 

Vale recordar que Vidal impulsa también un pacto fiscal que impide a las comunas endeudarse por encima del 10% de sus recursos.