Martes 10 de enero de 2017, 12:12

General Villegas: los caminos anegados obstaculizan la construcción de canales

El anegamiento que sufre más del 50 por ciento del partido de General Villegas dificulta el paso por los caminos rurales e impide el ingreso de maquinaria para iniciar un canal secundario que busca descomprimir la inundación que afecta a uno de esos pueblos. No obstante, desde el Gobierno municipal reconocen que se trata de una solución a corto plazo.

El coordinador de Defensa Civil de General Villegas, Juan Pablo Del Vecchio, destacó que "está previsto el inicio de un canal que derivará el agua que afecta a la localidad de Piedritas hasta un canal en la localidad de Santa Eleodora, pero hoy no hay piso para que entre la maquinaria, tal vez pueda empezar mañana".
Piedritas, de 3.000 habitantes, es uno de los pueblos de General Villegas afectado por el agua desde octubre último y que en estos primeros 10 días del año registró la caída de 165 milímetros.
Ayer, la mitad del pueblo cortó la ruta 33, que une Bahía Blanca con Rosario, para reclamar el inicio de obras hidráulicas, específicamente el canal que permitirá derivar el agua de la localidad al canal de Santa Eleodora.
Tras reunirse con el intendente de General Villegas, Eduardo Campana, éste se comprometió a iniciar hoy la obra del canal secundario pero la falta de piso dificulta el paso de la máquina tipo oruga que se encargará de la obra.
El delegado municipal de Piedritas, José María García, explicó que "es una máquina que pesa 28 toneladas y no hay acceso hoy que resista ese peso, tendría que entrar por un acceso al pueblo Blaquier, que tiene un tramo de 10 kilómetros con agua".
"Ese canal no será la solución definitiva, sino un alivio, al permitir la derivación de un metro cúbico de agua por segundo hacia el canal de Santa Eleodora, localidad que está muy comprometida por el agua también", apuntó.
Del Vecchio, confirmó que "Santa Eleodora está aislada, en las próximas horas llegará un camión Unimog con personal para permanecer en la localidad ante cualquier emergencia".
El delegado municipal de Santa Eleodora, Pedro Rapalino, contó a Télam que "el domingo tenía 50 centímetros de agua y hoy tengo 25 centímetros, va escurriendo pero muy lento".
Explicó que los caminos están con mucha agua y algunos productores tamberos han comenzado a tirar la leche por lo que estimó que "se pierde el 50 por ciento de la producción y al menos un kilo de carne por animal ya que el animal está rodeado de agua, sin comer y no gana peso como debería".
"La situación es preocupante, se necesitarían 10 días de sol para que escurra bien el agua y se recupen los caminos", afirmó.
En la localidad de Santa Regina la situación también está complicada, sólo se puede acceder a ella a través de vehículos de doble tracción y si bien se había construido un anillado de protección, una de las alcantarillas de salida se desmoronó y ocasionó la inundación del pueblo.
"Esperamos que haya piso para entrar con la retroexcavadora a reparar esa alcantarilla del anillado", explicó Del Vecchio.