Martes 18 de abril de 2017, 06:59

Ferrari pidió que se limiten las excarcelaciones

El ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, formalizó ayer su pedido a la comisión de reforma del Código Penal para que se limiten las excarcelaciones a quienes cometan delitos graves como los homicidios o los abusos sexuales.

Ferrari envió una nota al presidente de la Comisión para la Reforma del Código Penal de la Nación, Mariano Borinsky, en la que le transmitió su postura acerca de cuestiones relacionadas al régimen de la libertad condicional.

La misiva el ministro bonaerense propuso a la comisión que la libertad condicional no sea concedida a ningún condenado por delitos graves, como los homicidios calificados como femicidios, aborto sin consentimiento seguido de la muerte de la mujer, abandono de personas seguido de la muerte de la víctima, privación ilegal de la libertad coactiva, seguida de la muerte de la víctima.

Ferrari venía planteando esa postura de endurecimiento del régimen de excarcelaciones, que enfatizó luego del abuso seguido de muerte de Micaela García, la joven entrerriana víctima de Sebastián Wagner, un hombre que había sido condenado en dos ocasiones por el mismo delito pero estaba libre, beneficiado por una excarcelación.

En la carta también se incluye a la privación ilegal de la libertad agravada por ser cometida en el marco de una situación de terrorismo de Estado, cuando se produzca la muerte de la víctima; las torturas seguidas de la muerte de la víctima; el secuestro extorsivo seguido de la muerte de la víctima, no querida por el autor; la creación de peligro para transportes acuáticos o aéreos que ocasione la muerte de alguna persona.

Además, se agregarían también el descarrilamiento de trenes que ocasione la muerte de alguna persona; la piratería seguida de muerte; y el envenenamiento de aguas potables, sustancias alimenticias o medicinales que provoque la muerte de alguna persona.

Finalmente, Ferrari sostuvo que tampoco debe concederse la libertad condicional a los delitos sexuales graves: los abusos sexuales agravados; la corrupción de menores agravada; y la promoción de la prostitución de menores.