Lunes 17 de abril de 2017, 13:28

En la previa a la reunión, el Gobierno asegura que ofrecerá más aumento a los docentes

El Gobierno provincial aseguró hoy que realizará “una nueva oferta, con algún dinero más arriba de la mesa” y con un “componente relacionado al presentismo”, mientras que los gremios docentes se mostraron con “expectativas” de llegar a un acuerdo salarial, en la previa la nueva reunión paritaria prevista para esta tarde.

En tanto, desde los sindicatos se mostraron dispuestos a discutir la problemática del ausentismo, aunque reiteraron el pedido de recomposición del poder adquisitivo del año pasado y reclamaron una oferta salarial que implique un salario “por debajo de la línea de pobreza”.
"Vamos a hacer una nueva oferta, que es la séptima, estructurada de una manera diferente, con algún dinero más arriba de la mesa”, dijo hoy el director General de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro, quien se excusó de revelar detalles del ofrecimiento de la oferta salarial "para que los gremios no se enteren por los medios", pero anticipó que "va a tener un componente que tiene que ver con el presentismo, se va a discutir si solo un maestro debe ganar más por la antigüedad o un incentivo por capacitación".
En declaraciones a Radio 10, Finocchiaro expuso los datos que tiene su cartera respecto de la diferencia en el ausentismo en las escuelas públicas y en las privadas y opinó que "algo pasa en el medio".
“Nosotros no decimos ni que hay que sacar licencias ni que una mujer embarazada no se tome licencia, pero si con las mismas licencias tenemos un ausentismo del 17 por ciento en gestión estatal" y en las escuelas privadas el promedio de ausentismo "es del 5 por ciento, algo pasa en el medio y queremos distribuir ese dinero entre los docentes", resaltó.
Finalmente, Finocchiaro expresó su expectativa de poder cerrar la paritaria “y ver cómo recuperar la educación estatal de calidad”.
En tanto,
La titular de la FEB, Mirta Petrocini, expresó hoy su "expectativa" de que el gobierno provincial supere esta tarde las últimas propuestas salariales y se "entable un diálogo real" entre las partes en medio de un conflicto que ya tuvo 16 días de paro. Asimismo, admitió incluso que se hable en la reunión del ausentismo docente, pero lo supeditó a una oferta de un incremento de sueldo "que no esté debajo de la línea de pobreza".
La Provincia, en el último encuentro paritario, ofertó 19 por ciento de aumento en tres tramos, un bono de 500 pesos por única vez y la posibilidad de atar un nuevo incremento a la reducción del ausentismo.
"Queremos hablar de ausentismo, nosotros también queremos ponerlo bajo la mesa", dijo hoy Petrocini. Sin embargo, amplió que en la FEB -gremio con más de 53 mil afiliados- "hay solamente 800 casos de expedientes por causas disciplinarias con docentes apartados" por la cuestión.
"Nosotros no esquivamos ningún tema, pero tiene que haber una decisión política (de la Provincia) y un salario que no esté debajo de la línea de pobreza", finalizó.
Mientras tanto, la secretaria gremial de Suteba, María Laura Torre, insistió en la necesidad de “recomponer la pérdida” del poder adquisitivo del año pasado. "La gobernadora tiene que resolver esto hoy porque el conflicto no está cerrado y el plan de lucha, tampoco", expresó la dirigente horas antes de la reunión.
En declaraciones a radio El Mundo, Torre dijo que va "con expectativas" al encuentro con las autoridades bonaerenses programado para esta tarde, aunque advirtió que el Gobierno provincial "es muy desprolijo".
"El debate no es una cláusula gatillo, el debate es que si no recomponemos (la pérdida salarial) de 2016 y partimos de un piso diferente, la cláusula gatillo va a servir solamente para tener un sueldo a la baja en relación al año pasado", apuntó.
Suteba, aseguró, espera que "se contemple lo que estamos pidiendo desde agosto del año pasado: una recomposición salarial, más lo que estamos planteando desde el 6 de febrero", en alusión a un aumento cercano al 25 por ciento.
"Estamos de acuerdo con la cláusula gatillo (de ajuste) pero sobre números reales, sabemos que la inflación será del 24 o 25 por ciento, entonces el gran problema es el punto de arranque que nunca puede ser del 19", apuntó.