Lunes 13 de febrero de 2017, 14:15

El agua cortó el acceso a las localidades de Charlone y Bunge, en el partido de General Villegas

La crisis hídrica en las localidades de General Villegas afectadas por las inundaciones se agravó en las últimas horas como consecuencia de nuevas precipitaciones. El agua cortó el acceso a las ciudades de Bunge y Charlone y rompió contenciones, por lo que vecinos y trabajadores del Municipio intentan que el agua no ingrese a las viviendas.

“En Bunge estamos colocando bolsas con tierra para que el agua no ingrese porque volvieron a ceder las contenciones”, explicó a DIB el director de Defensa Civil local, Pablo Del Vecchio, al tiempo que señaló que trabajan en arreglar el acceso a esa localidad y a la de Charlone, que también se rompió por la gran masa de agua.
“No damos abasto, trabajamos sin parar junto a los vecinos, y ya colocamos unas 1.500 bolsas con tierra pero el agua no nos da tregua hace un año y medio”, indicó Del Vecchio. Y agregó: “Las precipitaciones son muy intensas, cada vez que llueve caen más de 50 milímetros. Todos los días es como empezar de nuevo”.
En las últimas horas, el agua superó las contenciones y desbordó los canales de Bunge, e ingresó al ejido urbano por la calle Alsina, por lo que dos familias tuvieron que ser evacuadas.
A raíz de esta situación, las máquinas de la dirección provincial de Hidráulica que se encontraban en la localidad de Piedritas se trasladaron a Bunge para comenzar las obras. "No hay otra alternativa que aumentar la capacidad de circulación para darle celeridad al agua", sostuvo el director de Obras Públicas municipal, Daniel Cepa.
Mientras tanto, las ciudades de Banderaló y Sauce también se encuentran amenazadas por el agua que baja del río V. “El caudal está en su pico máximo, lo estamos monitoreando”, indicó Del Vecchio.