Martes 12 de septiembre de 2017, 06:49

Cuatro millones de hectáreas bajo el agua y pérdidas por USD 500 millones por la inundación

Las inundaciones que afectan a la provincia de Buenos Aires ya afectan 4 millones de hectáreas y hay partidos que tienen el 70% del territorio bajo el agua desde hace más de un año, según un reporte oficial conocido ayer.


   Sumadas a las sufridas por el sector agropecuario en La Pampa, ya se generaron pérdidas por 500 millones de dólares.


   El ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, informó que la provincia de Buenos Aires está "sufriendo el embate de lluvias desde hace 10 meses y hay lugares en los que se registran inclemencias desde hace quince meses. Las napas están muy arriba".


   El funcionario señaló también que "todo el tiempo estamos monitoreando, me reúno con productores, otorgamos financiamientos desde el Banco Provincia para aminorar esta situación de angustia".


   "La situación se agrava con el paso de las semanas", afirmó el tesorero de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Horacio Salaverri, sobre la crítica situación hídrica que están viviendo las dos principales jurisdicciones agroganaderas del país.


   El ruralista dijo que "hace varios meses" que los productores agropecuarios sufren las inundaciones y las lluvias del último fin de semana, que registraron 80 milímetros en la media, "hizo aún todo mucho más complicado".


   "Ya el productor se encontraba con muchos problemas, sobre todo en ganadería y lechería y una afectación de casi 150.000 hectáreas de trigo que no se pudieron sembrar, tanto en Buenos Aires como en La Pampa", dijo Salaverry en declaraciones a radio Uno.


   El ruralista dijo que la situación de La Pampa es sumamente extraña porque es una zona en la que habitualmente se daban sequías y hoy hay lugares en los que los productores tienen más de 20 centímetros de agua en el territorio.


   Sostuvo que, sobre la base de un relevamiento de la entidad, hay 11 millones de animales afectados y el 60% de la lechería comprometida con una pérdida de producción de casi el 20%, aunque ahora hay que hacer un nuevo sondeo por las lluvias del último fin de semana.


   Salaverri indicó que "el 70%" del partido bonaerense de General Villegas -en el extremo noroeste de la provincia de Buenos Aires- "hace quince meses que está bajo agua, totalmente anegado", cuando supo ser uno de los principales productores de maíz de la Argentina.


   El dirigente agropecuario dijo que la entidad estimó en 500 millones de dólares las perdidas que se generaron en lo que va del año sólo en territorio bonaerense y pampeano por las inundaciones, monto que seguirá aumentando si la situación no mejora.


   El ruralista dijo que la entidad mantiene diálogo continuo con autoridades de la provincia de Buenos Aires y del Gobierno nacional, aunque "las medidas son paliativas" porque la crisis hídrica es estructural.