Viernes 17 de febrero de 2017, 12:31

Vidal y Monzó, en buena sintonía, comenzaron a definir el armado electoral

La gobernadora María Eugenia Vidal y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, volvieron a verse las caras  en una reunión en la que comenzaron a definir cómo será el armado político de Cambiemos de cara a las próximas elecciones, al tiempo que ratificaron, hacia el interior del espacio, la buena sintonía que mantienen.

Fue el segundo encuentro entre ambos líderes de Cambiemos en menos de un mes y se realizó, durante unas dos horas, en la sede del Banco Provincia en Capital Federal, donde Vidal estuvo acompañada por su jefe de Gabinete, Federico Salvai y su ministro de Gobierno, Joaquín De La Torre y Monzó por el viceministro del Interior, Sebastián García De Luca y el diputado Marcelo Daletto.
Desde ambos campamentos confirmaron a DIB la buena sintonía que reinó en el encuentro. “Entremos en un período de definiciones y es importante dejar de lado tensiones que pudieron existir el año pasado, que tuvieron más que ver con visiones de estrategia política que con otra cosa”, dijo a esta agencia uno de los participantes. Otro confesó: “en estos momentos, las reuniones entre María Eugenia y Emilio son constantes”.
Pero si esa demostración de buena sintonía y deposición del encono interno fue uno de los objetivos del encuentro, algunas definiciones respecto de cómo será la campaña del oficialismo comenzaron a discutirse. Una primera certeza que parece ir tomando cuerpo indica que Salvai será el jefe de campaña del oficialismo, otra, que Monzó tendrá juego a la hora de las definiciones sobre el entramado territorial.
Todo con prudencia: “Emilio va a estar para lo que ella necesite”, afirman desde el entorno del jefe de Diputados, una forma de aceptar que la Gobernadora tendrá la “lapicera” para el cierre de listas, aunque el jefe de los Diputados tendrá juego en esas definiciones. Desde cerca de Vidal ratificaron: “está todo ordenado, como debe estar al inicio de la campaña”.
La agenda, por supuesto, tuvo un contenido político importante: comenzaron a “peinar” lo que ocurrirá sobre todo en los distritos que no están gobernados por el oficialismo en el Conurbano y en las secciones. Acordaron un esquema de lanzamiento de las mesas de Cambiemos en cada una de las secciones.