Miércoles 13 de septiembre de 2017, 07:02

Tragedia de Once: suspenden el juicio por la búsqueda de Menghini Rey

La jueza federal María Servini de Cubría suspendió hoy el juicio recién iniciado contra tres bomberos de Policía Federal acusados por incumplimiento de los deberes de funcionario público en el tardío hallazgo del cuerpo del joven Lucas Menghini Rey en la tragedia ferroviaria de Once, a la espera de los resultados de una junta médica ordenada sobre uno de los acusados.


   A poco de comenzar, el juicio fue suspendido a raíz de que la defensa de Omar Vacca presentó un peritaje médico de parte que determinó que no cuenta con la capacidad de afrontar el debate por problemas de estrés, trastorno de la personalidad y problemas de adicción con el alcohol, por lo que incluso se encuentra internado en la actualidad.


   El nuevo estudio contradice el oficial que ordenó la Justicia, el que indicaba que sí podía afrontar el juicio, aunque la jueza Servini de Cubría -ante el pedido del fiscal federal Federico Delgado- ordenó finalmente la intervención de una junta médica para definir el estado de salud de Vaca, por lo que hasta tanto el juicio quedó suspendido.


   El juicio, previsto para iniciarse este martes a las 12:00, comenzó a las 14:00 con la lectura de la acusación hecha por la Fiscalía así como por la querella a cargo de Leonardo Menghini, en el que ambos acusan por incumplimiento de los deberes de funcionario público de Raúl Abuin, Carlos Medina, y Vacca, los tres pertenecientes a la superintendencia federal de Bomberos de Policía Federal.


   Puntualmente, a los bomberos se los acusa por el artículo 249 del Código Penal, que prevé "multa de pesos setecientos cincuenta a pesos doce mil quinientos e inhabilitación especial de un mes a un año, el funcionario público que ilegalmente omitiere, rehusare hacer o retardare algún acto de su oficio".


   Luego del impacto de la formación en el andén 2 de la estación Once, el operativo de rescate se centró en la búsqueda de Lucas Menghini Rey, quien recién fue encontrado sin vida dos días después, el 24 de febrero de 2014 a las 18.20 en una cabina de uno de los vagones de la formación.
   El operativo de rescate en el que participó, además, Defensa Civil y Policía Federal, se dio por finalizado el mismo 22 de febrero a las 18.00, aunque la dirección del salvamento estaba en poder de la Superintendencia Federal de Bomberos.


   Apenas comenzado el juicio, los abogados de Vaca avisaron que su cliente estaba internado y que, más allá de que el peritaje oficial confirmaba que sí podía estar en juicio, un informe médico de parte que ellos presentaron señalaba que "no estaba en condiciones" de afrontar el proceso.


   Por ese motivo, solicitaron una ampliación del estudio médico y que se suspenda el debate hasta que estén disponibles los resultados.


   El fiscal Delgado consideró acertado revisarlo antes de proseguir con el juicio para "dirimir" si está en condiciones de ser sometido a juicio.


   La querella también consideró apropiado ampliar estudio médico aunque, paralelamente, proseguir con el juicio con las indagatorias al resto de los acusados y la declaración de los primeros testigos.


   Sin embargo, Servini de Cubría decidió ordenar una junta médica para determinar si Vaca puede estar en juicio y dispuso un cuarto intermedio hasta conocer los resultados.


   María Lujan Rey, mamá de Lucas, se mostró molesta porque la suspensión sólo fue ordenada con un peritaje de parte y habiendo uno oficial que lo contradecía.


   En la audiencia estuvieron Matías Bagnato y Carolina Píparo, ambos víctimas de la inseguridad, y familiares de la tragedia ferroviaria de Once.


   El hallazgo del cuerpo de Lucas fue el 24 de febrero de 2012, luego que se lo identificara a través de una cámara de seguridad de la estación de tren de San Antonio de Padua subiendo a una de las cabinas de los vagones.


   En las imágenes se comprobó que Lucas había tomado el tren el 22 de febrero a las 7.36, por la ventana de la cabina del vagón 2108: una autopsia determinó que la muerte de Lucas se produjo entre 40 y 60 horas antes del hallazgo.