Martes 10 de enero de 2017, 09:59

Tensión en Once por el desalojo de manteros

Decenas de manteros cortaron la Avenida Pueyrredón y quemaban contendedores de basura en el barrio porteño de Once, en protesta por haber sido desalojados de esa zona.

Efectivos de la Policía de la Ciudad, por su parte, permanecían en la zona, junto con inspectores del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño, personal de Higiene Urbana, de Tránsito y de Desarrollo Social de la Ciudad.

La intención del Gobierno porteño es censar a cada uno de los vendedores y trasladarlos a otro lugar para que puedan trabajar, pero hasta el momento, éstos se negaban.

El fiscal Luis Cevasco se hizo presente en el lugar y explicó que el desalojo "fue pedido por la Fiscalía General a modo de prevención para impedir la venta en el espacio público".

"Lo que se hizo fue un operativo durante la noche para evitar que los manteros se instalen durante la mañana y el personal de la Ciudad desarmó las estructuras que estaban montadas sobre la recova en Pueyrredón", explicó el funcionario, en declaraciones a la prensa.

Además, comentó que "se trató de una medida de prevención, como se hizo en su momento sobre Rivadavia y Acoyte y sobre la calle Avellaneda".

Por su parte, un integrante de la organización "Vendedores Libres", Omar Guaraz, dijo que "muchos compañeros sabían que se iba a realizar este operativo y entonces no armaron y retiraron las cosas, pero otros no y se llevaron todo".

"El barrio está militarizado. Nos dijeron que también se hicieron algunos allanamientos en los domicilios particulares de los vendedores y creemos que hay detenidos", añadió.

Guaraz puntualizó que "si bien la población que vende en Once es fluctuante, por día deben trabajar allí entre 1.500 y 3.000 compañeros".

También resaltó que "en los últimos cuatro años fueron desalojados 5 mil manteros en Avellaneda, Caballito y otros puntos de la Ciudad. Ninguno de esos compañeros fue relocalizado como le prometió la Ciudad. Las personas que venden en la calle son trabajadores y lo hacen porque no tienen otro medio de vida".