Sábado 15 de julio de 2017, 07:55

Massa le reclamó al gobierno que cambie “porque va mal”

Los precandidatos a senadores del frente 1País, Sergio Massa y Margarita Stolbizer, lanzaron ayer su campaña electoral con un nuevo discurso contra "el verso de la grieta", críticas repartidas para Cambiemos y el kirchnerismo y la promesa de impedir un “ajuste”.

   El acto se llevó a cabo en el complejo "Pipa Tigre" de ese distrito bonaerense, donde se montaron dos escenarios, uno tradicional y otro en formato 360, donde se ubicó Massa para brindar el discurso de cierre del evento.

   Tanto Massa como Stolbizer hicieron referencia a un eventual "ajuste": el tigrense aseguró que "no" le van "a permitir al Gobierno que ajuste las cuentas usando la plata de la Anses" y su compañera afirmó que pondrán "un muro infranqueable ante la posibilidad de un ajuste que empiece con flexibilidad laboral".

   "Queremos invitar a los argentinos a terminar con esta vergonzosa contradicción en la que nos quieren poner, nos dicen todo el tiempo que el país está sometida a tener que elegir entre un gobierno de ladrones o un gobierno para ricos. El verso de la grieta", sostuvo Massa.

   El precandidato volvió a recordar el aumento de las dietas de los diputados nacionales que firmaron los bloques de Cambiemos y del Frente para la Victoria y recordó que "no hay grieta cuando los diputados de Cristina (Kirchner) y de (el presidente Mauricio) Macri se juntan para aumentarse 30 lucas".

   Jugando con el nombre de su frente electoral, Massa planteó que la opción para los comicios legislativos es "la grieta o un país" y apuntó contra la "trampa" que "hunde" al país "en el pasado y en un presente que duele, de frustración, que se ve en los ojos de muchos que no llegan a fin de mes, que vieron la factura de luz o gas y pensaron en bajar la persiana".

   Desde la plataforma 360, ubicada en el centro del complejo, el líder del Frente Renovador afirmó que la coalición que comparte con Stolbizer plantea "una propuesta que tiende a cuidar el bolsillo del laburante" y criticó que en la Argentina "el que trabaja paga impuestos y resulta que el que timbea no paga impuestos".