Miércoles 11 de enero de 2017, 07:35

Incidentes en Once por el desalojo de manteros

Serios incidentes se produjeron ayer en el barrio porteño de Once cuando la policía desalojó puestos de venta ilegal de los alrededores de la estación ferroviaria y los manteros cortaron la avenida Pueyrredón como protesta.

El operativo de desalojo había comenzado cerca de las 2 de la madrugada por orden de la Fiscalía General, y terminó con heridos y detenidos.

Los incidentes comenzaron cuando los vendedores ambulantes se encontraron con los uniformados al llegar a la zona para empezar su jornada como era habitual.

Allí estaban también inspectores del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño, personal de Higiene Urbana, de Tránsito y de Desarrollo Social de la Ciudad.

Los agentes comenzaron a avanzar contra ellos para desplazarlos cuando comenzaron una protesta en cercanías de la terminal ferroviaria.

Los manteros, que denunciaron que los efectivos le secuestraron sus mercaderías y se negaban a abandonar el lugar, comenzaron a arrojar piedras, frutas y todo tipo de elementos contra la Policía, que a su vez respondió con gases lacrimógenos y bombas de estruendo.

La manifestación se trasladó luego a la Avenida Pueyrredón, que permanecía cortada por decenas de manteros que quemaban contendedores de basura, reclamando que los dejasen continuar vendiendo en la vía pública.

A raíz de estos enfrentamientos con los efectivos, varios de los manteros fueron detenidos y muchos otros resultaron heridos.  También hubo policías e inspectores alcanzados por los proyectilos de los manteros.

El gobierno de la Ciudad les propuso a los vendedores ambulantes realizar un censo y crear un registro para su trabajo, considerándolos como monotributistas, pero trasladándolos a otros barrios, lo que fue rechazado.

La subsecretaria de Ambiente y Espacio Público porteño, Clara Muzzio, dijo que unos 250 vendedores aceptaron iniciar los trámites para ingresar al monotributo.