Sábado 12 de agosto de 2017, 06:55

Empresarios destacaron “la decisión” de avanzar contra la venta ilegal

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) expresó ayer su “fuerte respaldo al accionar judicial y a la decisión política de avanzar contra la venta ilegal”.

   Para la entidad, los allanamientos realizados durante las últimas horas en La Salada apuntan a “terminar con este flagelo que azota al comercio legal y organizado”.

En un comunicado, CAME sostuvo que el comercio ilegal “encubre un sistema diseñado por mafias organizadas que se dedican al trabajo esclavo e informal, trata de personas en talleres clandestinos -en especial de inmigrantes carentes de documentación impedidos de ingresar en la formalidad laboral-, contrabando, robo y piratería de mercadería, inseguridad, narcotráfico, competencia desleal y corrupción”.

“Los allanamientos realizados anoche en la feria Urkupiña de La Salada para erradicar los puestos ilegales, junto a la detención de su administrador, Enrique Antequera, constituye otro paso positivo”, enfatizó.

El último relevamiento del “Mapa de la Argentina ilegal” estima que hay 662 saladitas y 86.728 vendedores informales a lo largo del país, que movilizan más de 70 mil millones de pesos por año.

El dato corresponde a una muestra de 465 ciudades del territorio nacional que detectó 110 localidades con formatos tipo “saladitas”.

La Salada fue caracterizada como la feria ilegal más grande del mundo por la Unión Europea, hecho advertido también por la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos, que incluyó al país al país en la llamada “lista de vigilancia prioritaria” por la práctica “desleal” de estos mercados que afectan derechos sobre marcas y patentes, recordó CAME.