Martes 10 de enero de 2017, 08:01

El Frente Renovador cierra la puerta a un acuerdo con el PJ para las elecciones

 El diputado nacional del Frente Renovador Raúl Pérez aseguró ayer que el massismo no quiere saber nada con volver al PJ antes de las elecciones y postergó el debate sobre una potencial unidad para después de 2017 porque “es la manera de ver quién queda en pie”.

“El debate con el PJ se dará únicamente después de la elección de 2017, porque es la manera de ver quién queda en pie”, sostuvo el legislador massista.

“Es algo que no va a ocurrir hasta después de las elecciones de 2017. No va a haber ninguna unidad, ninguna normalización”, insistió.

De esta manera, el Frente Renovador evalúa que los comicios de este año en la provincia de Buenos Aires serán una suerte de gran primaria que dirimirá qué sector del peronismo estará en condiciones de pulsear con el frente Cambiemos en 2019.

Con el resultado del 2017 puesto y ya resuelta la legitimidad de cada uno de los espacios en función de lo que marquen las urnas, en el massismo consideran que será mucho más natural que puedan ir confluyendo y ordenándose en una estructura de unidad.

Así, el espacio que resulte ganador en 2017, sea el peronismo kirchnerista, el massista o el PJ tradicional, liderará la coalición que intentará volver a poner al peronismo en la Casa Rosada.

Pérez reconoció que “hay una expresión de deseo” de justicialistas no alineados a Cristina Kirchner de converger con los distintos espacios que se fueron yendo del PJ en los últimos años con el propósito de recuperar al partido, que fue perdiendo poder durante el kirchnerismo.  

“Creo que hay una expresión de deseo de peronistas sin cobertura y sin partido, porque la herencia verdadera del kirchnerismo es haber desmantelado al PJ”, sostuvo en declaraciones a QM Noticias.

Descartada la unidad con el PJ para este año, Pérez aseguró que la prioridad será ratificar “el acuerdo parlamentario entre Margarita Stolbizer, el progresismo, el socialismo, parte del radicalismo”, y confirmó que ese entendimiento legislativo podría luego traducirse en una alianza electoral.

Según precisó, las conversaciones “avanzan fuertemente hacia el 2017 para tener una propuesta electoral común”.