Domingo 19 de marzo de 2017, 02:31

El freno en el financiamiento con tarjeta de crédito moderó el impulso de los préstamos privados

Un "freno en el financiamiento con tarjeta de crédito" durante el mes de febrero "moderó el impulso de los préstamos privados", consignó el economista Joaquín Berro Madero, del Instituto Ieral de la Fundación Mediterránea.

Los créditos en pesos al sector privado mostraron una leve desaceleración y viraron de 1,7% en enero a 1,4% durante febrero, datos que comparan con el retrocesos en idénticos meses del año pasado, explicó.

Según el análisis, la merma se explica principalmente por el comportamiento de las líneas vinculadas al consumo en pesos, que retrocedieron 0,1% en febrero impulsadas por la contracción en el uso de las tarjetas de crédito.

Por su parte, las líneas comerciales y con garantía real reflejaron buen ritmo de expansión en febrero: 3% y 2,5%, respectivamente. El mes de febrero cerró con una leve desaceleración de los créditos privados en pesos y por su parte, los denominados en moneda extranjera reflejaron una aceleración y "continúan mostrando una dinámica de expansión", expresó Berro Madero

. "En detalle, la merma en el ritmo de crecimiento de los préstamos en pesos obedece a una contracción en las líneas crediticias vinculadas al consumo (más precisamente, financiaciones con tarjetas de crédito), ya que las vinculadas a la actividad comercial mostraron una significativa aceleración el mes pasado", aseguró.

Expresó que asimismo, las líneas con garantía real muestran un buen ritmo de expansión, "durante febrero, los créditos al sector privado en pesos crecieron 1,4% marcando una tenue desaceleración respecto de enero (1,7%)".

"Cabe tener en cuenta que, a pesar de esta merma en el ritmo de expansión, el primer bimestre del año ha marcado una dinámica superior a la registrada durante el primer bimestre pasado, cuando las variaciones intermensuales fueron negativas", manifestó.

Si se analizan "los préstamos mediante la clasificación por tipo de crédito, se tiene que la desaceleración obedece principalmente al comportamiento de aquellas líneas vinculadas al consumo en pesos (Personales y con Tarjeta) que pasaron de crecer 3,3% en enero, a retroceder 0,1% en febrero 2017".

"En detalle, lo préstamos personales pasaron de crecer 3,9% en enero a 3,1% el mes pasado. El problema pareciera tener que ver con la incertidumbre que se generó en torno a la introducción del nuevo régimen de transparencia de precios , que discriminó entre el precio contado y el financiado en cuotas en el pago con tarjeta", dijo.

En este sentido, las financiaciones de consumo con tarjeta de crédito han pasado de crecer 2,7% enero a retroceder 3,1% en febrero. "Vale tener en cuenta que este tipo de préstamos vinculados al consumo representan hoy –aproximadamente- el 50% del total de financiaciones en pesos del sistema", añadió.

Resaltó que pese a la merma en las líneas de consumo, las líneas vinculadas a la actividad comercial, adelantos en cuenta corriente, documentos a sola firma, documentos comprados y descontados, entre otros, pasaron de retroceder -1% en enero 2017 a expandirse 3% en febrero. "En este caso, el impulso viene dado por la notable aceleración de los adelantos en cuenta corriente que pasaron de crecer 2,7% durante enero a 6,9% el mes pasado.