Miércoles 6 de diciembre de 2017, 08:49

Clausuraron una granja para adictos

Tras varias denuncias por graves irregularidades en su funcionamiento, incluyendo las sospechosas muertes de algunos internos, el Ministerio de Salud clausuró una granja de rehabilitación de adictos del partido bonaerense de Pilar.


   Con esta medida, la Fundación San Camilo del partido de Pilar cerró sus puertas, luego de una serie de cuestionamientos por la existencia de torturas y tratos inhumanos que recibían los internados en este establecimiento.


   Una de las causas que dieron origen a la investigación sobre las situaciones anómalas que se daban allí, como el fallecimiento del joven mendocino Saulo Josías Rojas está a punto de ser elevada a juicio como "homicidio culposo".


   La publicación del libro "La Comunidad" del periodista Pablo Galfré dejó al descubierto muchas de las cosas que ocurrían en este centro de recuperación para adictos a las drogas, al mismo tiempo que reavivó los expedientes judiciales que se habían iniciado por algunas muertes de personas que estuvieron internadas allí, atribuidas a suicidios o a enfermedades que fueron deteriorando su estado de salud por la correcta falta de atención.


   Entonces, publica el Diario Popular, se fueron acumulando las denuncias y presentaciones que, si bien fueron rechazadas por los directivos y médicos de la Fundación San Camilo, derivaron en esta decisión de su cierre, adoptada por el Ministerio de Salud de la Nación.