Sábado 18 de marzo de 2017, 08:04

Ascienden a tres los casos de Zika y estudian ocho más

Los casos de zika en Salta ascienden a tres, todos de la localidad de Embarcación, en el norte provincial y son los primeros confirmados en lo que va del año, mientras que se analizan las muestras de otras ocho personas, según informaron fuentes del Ministerio de Salud salteño.

El laboratorio del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas (Inevh), ubicado en la ciudad de Pergamino, en Buenos Aires confirmó estos casos y que se trata de personas adultas residentes en la localidad de Embarcación, a 280 kilómetros al norte de Salta Capital.

En tanto, se tomaron muestras de tres personas que tuvieron sintomatología compatible con fiebre zika en la localidad de Los Blancos, y se estudian un caso en Capitán Pagés, otro en Morillo y tres menores pertenecientes a la comunidad Chorote, de Tartagal.

La Dirección General de Coordinación Epidemiológica del Ministerio de Salud Pública informó que prosigue la vigilancia intensificada de síndromes febriles, para detectar posibles casos de fiebre zika, chikungunya y dengue.

Esta semana los trabajos de rastrillaje y búsqueda de febriles se realizaron en el departamento Rivadavia, en localidades que se encuentran a la vera de la ruta nacional 81, como Morillo, Capitán Pagés, Los Blancos y Pluma de Pato.

Allí se realizó un descacharrado intensivo luego de las copiosas lluvias registradas en los últimos días, y se repartió material de promoción y difusión además de repelentes, biolarvicidas y tela mosquitera.

A la vez, se capacitó al personal afectado a la tarea, que son agentes sanitarios y de saneamiento ambiental municipal, y se visitaron viviendas con casos sospechosos, donde se tomaron las muestras de sangre tempranas y tardías para los análisis correspondientes.

Los servicios de salud, ante la sospecha clínica de pacientes que presentan fiebre y erupciones cutáneas, entre otros síntomas, actúan de manera inmediata para concretar el bloqueo, control de foco y rastrillaje de febriles.

Las actividades de bloqueo y control de foco, se realizan de manera conjunta entre los equipos de salud local, los agentes socio ambientales en colaboración con el Servicio Nacional de Control de Vectores, quienes actúan de manera inmediata ante la sospecha por síntomas.

La fiebre zika suele presentarse de forma moderada o aguda, después de un período de incubación de 3 a 12 días, e incluye ronchas o sarpullido, pruriginoso o no, conjuntivitis no purulenta, dolor de cabeza, corporal y en articulaciones, decaimiento y edema o hinchazón de miembros inferiores, mientras que la fiebre se puede o no presentar.

De acuerdo con la evidencia y el consenso científico, la infección de una mujer embarazada con el virus de zika puede ocasionar daños al bebé.

El virus se transmite a través de la picadura del mosquito vector Aedes Aegypti y también por vía sexual.