Miércoles 13 de septiembre de 2017, 07:47

Siguen las amenazas de bomba en escuelas

No paran las amenazas de bomba en establecimientos educativos, tanto que ayer no menos de siete fueron las intervenciones de la División Explosivos.

Si bien se presume que las llamadas telefónicas no se condicen con los dichos de quienes las efectúan, por protocolo, el personal policial que tiene asiento en el Cuerpo de Bomberos debe requisar cada edificio.

Como primera medida, los docentes y directivos proceden a evacuar el establecimiento junto a personal policial hasta que se recorre el lugar buscando artefactos o paquetes extraños.

Alumnos que cursan sus estudios en  edificios donde funcionan establecimientos tales como la  Media 1, Colegio Marianista, Normal Nacional y hasta en dos oportunidades, mañana y tarde en el ex Comercial, quedaron a las puertas esperando que se cumpla con el protocolo para reingresar y participar del dictado de clases.

Más aún, en algunos casos, la normalidad tardó en llegar porque los efectivos de la División Explosivos tenían que finalizar la requisa en uno de los edificios, para concurrir al próximo.

Nada detiene a los actores que realizan las llamadas telefónicas, ni la investigación que lleva adelante la Fiscalía Federal ni saber que – como ha ocurrido en otros años -, una vez que se identifica a los autores, deben hacer frente a una causa Federal y a los gastos que ocasiona poner en movimiento a no menos de 10 o 15 agentes de seguridad.